Los padres de Julen el día de su declaración ante la juez
Los padres de Julen el día de su declaración ante la juez - Archivo
CASO JULEN

Los padres de Julen piden que siga la causa contra el dueño de la finca

El escrito de su abogada solicita que no se practiquen más diligencias y cree que está acreditado un delito de homicidio imprudente

MálagaActualizado:

Los padres de Julen piden que siga la causa contra el dueño de la finca, David Serrano, único investigado por homicidio imprudente, tras la muerte del pequeño en el pozo de Totalán. Tras conocerse la autopsia definitiva del menor de dos años, la jueza de Instrucción 9 de Málaga solicitó a las partes que se pronunciaran, en un plazo de cinco días, sobre la continuación del procedimiento, si solicitaban más diligencias de investigación o si pedían el sobreseimiento. Los padres no creen necesario practicar más pruebas sobre si hay un delito de homicidio imprudente en la muerte del pequeño.

Según fuentes judiciales, los padres consideran acreditada la responsabilidad del dueño de la finca y piden que se continúe con el procedimiento, donde tendrán que decidir qué acusación formulan de manera particular. Por su parte, la defensa del dueño de la finca, que ya defendió tras conocer la autopsia que era «un accidente imprevisible». Ha explicado a ABC que tienen que valorar las peticiones de todas las partes antes de pronunciarse.

La instructora solicitó este pronunciamiento tras presentar cuatro forenses el informe definitivo de autopsia, que concluye que la causa de la muerte fue la caída en el pozo y que descarta que la acción de la piqueta usada en el rescate incidiera en el fallecimiento. Según el documento, el niño tenía dos traumatismos, uno en la parte lateral izquierda de la cabeza y otro en la base del cráneo. Este último es que el que le habría causado la muerte al romperse el cuello y seccionar la columna la médula del menor.

No fue la piqueta

El estudio de los facultativos desestima la principal línea de defensa del dueño de la finca, que decía que la piqueta de los bomberos habría matado al niño. Lo hace en base a que el golpe que el menor tiene en la cabeza es improbable que sea de la piqueta por la posición del cuerpo del menor, por la propia naturaleza del golpe y porque cuando se lanza la hierro al pozo el niño ya estaría sin vida.

Julen cayó el domingo 13 de enero a un pozo de tan sólo 25 centímetros de diámetro y de algo más de 70 metros de profundidad. Su cuerpo fue encontrado a las 01.25 horas de la madrugada del sábado 26 de enero por los equipos de rescate que lo buscaban desde el momento del suceso. Esta sin vida, la hora oficial de muerte son las 13.50 horas del mismo día que cayó al pozo, instantes después de precipitarse por el agujero.