Hospital Materno Infantil de Málaga
Hospital Materno Infantil de Málaga - ARCHIVO
TRIBUNALES

Piden prisión permanente a unos padres de Málaga que mataron de hambre a su hija de tres meses

La Fiscalía pide la máxima pena por el delito de asesinato con el agravante de parentesco en su escrito de acusación ante el Juzgado

MálagaActualizado:

Cuando llegó al Hospital Materno Infantil desde la barriada de Puerto de la Torre ya estaba muerta. Era un bebé de solo tres meses. Iba en brazos de su padre, que ahora, junto a la madre, están acusados del asesinato de su hija con el agravante de parentesco. El fiscal asegura que la mataron de hambre. El escrito presentado en el Juzgado de Instrucción 10 de Málaga y al que ha tenido acceso ABC, les pide prisión permanente revisable. Concluye que desde el nacimiento «dejaron de prestar a la menor los más elementales cuidados de forma deliberada y reiterada». «Eran conscientes de que, con la falta de cuidados, podrían provocar su muerte. Lo que aceptaron», remarca la Fiscalía.

El relato de los hechos del Ministerio Público ante el tribunal es espeluznante. La pequeña Maci nació el pasado 6 de agosto de 2016 con un peso de 3,68 kilogramos y una talla de 52 centímetros. Su agónica vida concluyó de manera trágica tres meses después. Fue el 10 de noviembre de 2016. Sus padres «prescindieron de alimentar correctamente» a la niña. Le proporcionaban biberones en los que usaban una escasa cantidad de leche, hasta el punto de provocar en ella un «estado de malnutrición severa». La pequeña pesaba en el momento de fallecer 2,9 kilogramos y medía 54,5 centímetros. «Pasando por tal motivo de ser una niña sana a una malnutrida», afirma el fiscal.

Abandono

El estudio forense del bebé revela una «situación de abandono». «No le prestaron una asistencia higiénica adecuada», concluye el escrito, antes de reseñar que nunca la llevaron para ser examinada por el pediatra, ni le pusieron las vacunas correspondientes a su edad. «Pese a observar que cada día perdía peso», afirma el documento adelantado por SUR, que aclara que, «debido a una falta de vigilancia y cuidados elementales», la pequeña sufrió una caída que le provocó un traumatismo craneoencefálico y numerosas erosiones en diversas partes del cuerpo.

Los motivos de la defunción que revela el fiscal explican que el deceso de Maci se produjo por la malnutrición severa y una bronconeumonía, «provocada esta última debido a la falta de alimentación». Esto provocó una depresión del sistema inmune e infección terminal. El Ministerio Público reseña que el traumatismo ayudó a la muerte porque estaba localizado en el sistema nervioso central y fue «de vital importancia» en la repercusión de cualquier complicación generalizada.

Cuadro clínico

El bebé presentaba un cuadro clínico con lesiones erosivas en la mandíbula, región mastoidea, tórax y brazos compatibles con arañazos provocados por las uñas. Tenía una erupción cutánea del pañal, escaso panículo adiposo en la raíz de las extremidades y nalgas en forma de bolsas de tabaco. «Todos son símbolos de la malnutrición severa», según reseña el escrito en base a las pruebas forenses. La pequeña Maci tenía higiene deficiente e inflamaciones con descamación y secreción de pelusas «compatibles con dermatitis en la palma de las manos y entre los dedos».

Por estas razones, piden la máxima pena que contempla el código penal español para estos padres. «Eran plenamente conscientes de la situación de absoluta indefensión de la menor, tanto por ser un bebé, como por ser ellos las únicas personas que se encargaban de atenderla», concluye el escrito, que subraya que, «en ningún momento, ni demandaron ni aceptaron la ayuda o consejo de terceros» para salvar a la niña.