Desde primera hora de la tarde del viernes, un efectivo de la Guardia Civil acompañaba a los mineros en el pozo - Reuters

El pozo donde ha sido hallado muerto Julen estaba lleno de tierra hasta los 72 metros

El niño cayó hasta los 71 metros en caída libre. La autopsia, que ya se está realizando, determinará las causas de la muerte del niño, que ha sido rescatado tras 13 días de angustia gracias a un operativo «colosal»

Hallan el cuerpo de Julen en el pozo de Totalán después de trece días de angustia

Julen, última hora tras hallar muerto al niño en el pozo de Totalán

J. J. Madueño / C. Vázquez
Actualizado:

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha avanzado esta mañana que a lo largo de este sábado se conocerán los primeros datos de la autopsia de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo el pasado 13 de enero en Totalán (Málaga).

En una rueda de prensa en la que ha ofrecido detalles de los trabajos que han permitido recuperar el cuerpo sin vida de Julen, Gómez de Celis ha señalado que la autopsia al pequeño ha comenzado a las 8:30 horas de esta mañana y a lo largo del día «podremos tener algún resultado» que se trasladará a la titular del juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, que instruye el caso.

Según las declaraciones del delegado del Gobierno el pequeño cayó 71 metros en caída libre y rápida, altura hasta la cual el pozo presentaba un relleno de tierra. «La posición del cuerpo de Julen hace intuir que la caída fue rápida y libre hasta la cota donde se determinó por los bomberos y la Guardia Civil desde el primer momento, a 71 metros de profundidad».

Asimismo, ha dicho que tras la caída al pozo el niño se topó con un suelo de tierra, precisando que, a partir de esa cota, el pozo estaba relleno de tierra. Además, ha añadido que el aire que pudiera existir era el que había entre los pies y la cabeza del pequeño. Por tanto, el menor se encontraba atrapado entre ese suelo y el tapón compacto que se había creado por encima y que impidió su rescate por el orificio del agujero donde se precipitó.

El delegado del Gobierno de Andalucía reconoció que hay varias tesis sobre la conformación del citado tapón, siendo una de ellas que en la propia caída se fuese acumulando la tierra porque las «paredes eran muy imperfectas y arenosas».

Sin embargo, las causas de la muerte de Julen no se conocerán hasta más adelante, al igual que las responsabilidades de la caída. Desde las 08.00 horas de este domingo se ha decretado el secreto de sumario y no se compartirá la información con la que trabajará el juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.

Por tanto, Gómez de Celis ha advertido que no se comunicará ningún adelanto de la investigación una vez finalice la autopsia y que será la autoridad judicial la que determinará los hechos acaecidos.

Durante su comparecencia, además de agradecer a todos los efectivos participantes en el dispositivo, ha resaltado que siempre se ha trabajado con la tesis de que «Julen estaba en el pozo, y además, en la cota en la que ha sido encontrado». Asimismo, ha incidido en que todo el dispositivo estaba encaminado a llegar «lo antes posible» al pequeño, y hacerlo «con urgencia y delicadeza».

Tras el hallazgo del cuerpo, a la zona se desplazaron entre 50 y 60 personas, indicó; pero durante todos los días transcurridos se han involucrado en los trabajos más de 300 especialistas de «altísimo nivel», que han removido 85.000 toneladas de tierras en tiempo récord.

«Ha sido una carrera de obstáculos, donde parecía que la montaña se defendía de todos y cada uno de los trabajos que se iban haciendo», refirió y defendió que la vocación de todos era «llevar a la más rápida, colosal y diligentemente posible» acción para rescatar al niño.

«España es un gran país y los españoles somos un gran pueblo y lo hemos demostrado estos días»

Gómez de Celis dijo tener la certeza de «haber hecho todo lo humana y técnicamente posible, pero con la desgracia de haber llegado a una meta indeseada, que ninguno queríamos convencernos de que podría ser y es que llegar a Julen sin vida».

«Lamentamos mucho lo sucedido», insistió subrayando el «colosal» trabajo de los efectivos volcados día y noche, sin descanso, en todo el operativo.

«España es un gran país y los españoles somos un gran pueblo y lo hemos demostrado estos días con una capacidad de solidaridad muy importante y trasladando además una movilización de recursos técnicos y humanos sin precedentes ningunos», reivindicó, subrayando también la colaboración plena de todos los profesionales involucrados, equipos, de los vecinos y de hasta 37 organizaciones y empresas privada.

Asimismo, expresó su apoyo a la familia: «Su dolor es nuestro dolor. Su tristeza es nuestra tristeza», e hizo un llamamiento para que se cierren todos los pozos ilegales que puedan existir en el país para evitar situaciones como la tragedia vivida con Julen.

Llamamiento contra los pozos ilegales

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis ha aprovechado la circunstancia para hacer un llamamiento a todas aquellas personas que tengan un pozo ilegal a que lo sellen para que «no vuelva a suceder» una tragedia como la del pequeño Julen.

Así el delegado del gobierno ha pedido a todas aquellas personas que hayan realizado un pozo ilegal en Andalucía o España que lo sellen.

«Hago este llamamiento, porque creo que merece la pena que esta circunstancia desgraciadísima no vuelva a suceder de ninguna manera», ha reclamado.