No es la pirmera agresión a funcionarios en la prisión de Alhaurín de la Torre
No es la pirmera agresión a funcionarios en la prisión de Alhaurín de la Torre - Archivo
PRISIONES

Un preso agrede a un funcionario en Alhaurín de la Torre y le grita: «Te tengo que matar en la calle»

Los hechos tuvieron lugar este pasado sábado en el módulo de Enfermería, como informa la asociación «Tu abandono me puede matar»

Málaga Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El funcionario de prisiones observó una discusión este pasado sábado en la cárcel de Alhaurín de la Torre e intervino para que no fuese a mayores. Un interno estaba muy agitado, profería amenazas a otro interno, mientras le señalaba con el dedo en su pecho. Estaba gritándole «agresivamente», «pegado a su cara y apuntándole con su dedo en el pecho». El funcionario los separó y es cuando el preso le agarró fuertemente por el brazo y le produzco arañazos. El parte de lesiones asevera que el empleado de la prisión una esquinosis con eritrema en brazo izquierdo y un dolor agudo en la parte baja de la espalda.

Desde la asociación «Tu abandono me puede matar» informan que, tras esta agresión la historia no quedó ahí. A pesar de la resistencia mostrada, lo consiguen reducir y aislar en otra sala, pero no obedece las órdenes. El recluso le dice al funcionario que no le hace caso «porque no le da la gana» y que «sólo hay uno más igual que él». La situación obliga a volver a reducirle ante la desobediencia del reo en compañía de otro compañero, que acudió al escuchar las voces que estaba dando el preso al funcionario agredido.

Finalmente, es vuelto a reducir por los dos trabajadores de la prisión y se lo llevan al módulo de Aislamiento, informando previamente al jefe de servicio. En el camino a esta sección de la cárcel de Alhaurín de la Torre es cuando llegan las amenazas más graves. El interno no deja insultar, diciendo al funcionario que es un «hijo de puta» y que no están en «una guardería». Según el informe del funcionario, el preso le asevera que en la cárcel «la gente se mata» y «en la calle también».

Al llegar a la celda de aislamiento, el reo sigue con las amenazas al funcionario de prisiones del Penitenciario Málaga I. En actitud agresiva y siguiendo con el forcejeo, profiere la última amenaza ante el jefe de servicio y del resto de funcionarios presentes: «Me he quedado con tu cara y te tengo que matar en la calle, yo o alguno de mis amigos de mi fundación».

«Tu abandono me puede matar» denuncia «la espiral de violencia que está sufriendo este colectivo en las prisiones, con una falta de medios personales y materiales». Temen que todo acabe en «una desgracia personal». «Solicitamos de inmediato una mejora en nuestras condiciones de trabajo, enmarcadas en un estatuto propio que recoja nuestras especiales características», exigen desde la asociación, que ya ha denunciado otras agresiones en este centro penitenciario.