La consejera de Salud, Marina Álvarez, junto a profesionales de la sanidad
La consejera de Salud, Marina Álvarez, junto a profesionales de la sanidad - I. Ruiz
SANIDAD

El PSOE le pone los deberes a Juanma Moreno diseñando un ambicioso tercer hospital para Málaga

La consejera en funciones Marina Álvarez ha presentado los aspectos relativos al Plan Funcional del centro

MálagaActualizado:

El PSOE antes de marcharse de San Telmo ha dejado deberes para el próximo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; diseñando un ambicioso tercer hospital para Málaga. La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, ha presentado este jueves el Plan Funcional del centro, pese a que la Diputación malagueña aún no ha hecho efectiva la cesión de los terrenos para que se licite la obra.

Pese a que la institución provincial no ve «oportuno» firmarlo ahora, los socialistas han querido tener listas sus competencias sanitarias, en cuanto al tercer hospital se refiere. Álvarez ha manifestado que la formación espera que el futuro Ejecutivo trabaje sobre el Plan Funcional ya redactado, ya que lo considera «objetivo» debido a la gran cantidad de profesionales que han participado en la elaboración del proyecto.

Cerca de 162.000 metros cuadrados de construcción, dotados con los modelos «más evolucionados de asistencia sanitaria, configurándose como un centro de alta resolución». El nuevo hospital estará orientado, y así consta en el proyecto, a la «calidad total y la excelencia de todos sus servicios», aprovechando las alternativas actualmente disponibles a la hospitalización tradicional de los pacientes, como exigencia de calidad y de gestión de los recursos.

Para evitar que se despilfarre capital y bienes, se potenciará la atención primaria, tal y como ha mantenido Álvarez, quien ha manifestado que el groso de los pacientes pasarán por las unidades funcionales de diagnóstico y tratamiento, orientado a la resolución eficaz de los problemas ambulatorios y de urgencias. Así, se «mejorarán los tiempos de demora, reduciendo las listas de espera».

Este centro, tan aclamado por la población malagueña, dará respuesta como centro asistencial, como hospital universitario y como centro de formación; que contará con 816 habitaciones individuales, que podrán convertirse en dobles si fuese necesario. Además, el nuevo Hospital Regional está pensado para albergar 70 boxes individuales para una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 52 quirófanos, 213 consultas, una Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria con 52 puestos, y diferentes hospitales de día. Todo esto dividido en once áreas funcionales.

El hospital se dividirá en once áreas funcionales

En el Área Quirúrgica, se plantea que se configure como una estructura independiente, pero con acceso directo, entre otros, desde el helipuerto o desde la UCI. Este bloque contará con dos quirófanos híbridos -uno con TAC y otro con Resonancia Nuclear Magnética-, dos de trasplantes, dos robóticos, 15 de Cirugía Mayor y 31 convencionales.

En el Área Ambulatoria se incluyen las consultas de las 37 especialidades incluidas en la cartera de servicios del centro. Dentro del área; que está programada para que cuente con 213 consultas, 56 de ellas especiales y de pruebas funcionales; se incluirá un hospital de día médico polivalente, un hospital de día de diabetes, y áreas de Rehabilitación, Hemodiálisis, y Salud Mental.

En hospitalización, habrá 816 habitaciones «espaciosas, pensadas para un solo paciente», pero podrán ser adecuadas para que sean dobles. La UCI, por su parte, contará con 60 boxes individuales y 10 de aislamiento, cada uno de ellos con una superficie de entre 20 y 25 metros cuadrados.

Dentro del plan se destinan unos 3.500 metros cuadrados para Urgencias, que está planeado que albergue cuatro boxes de clasificación de pacientes, otros cuatro para críticos, seis de atención básica, 16 de atención polivalente, cinco de especialidades, tres para atender a traumatológicos y 100 puestos de observación.

En materia de radioterapia, se establece que el nuevo Hospital Regional cuente con diferentes salas, una de ellas con características quirúrgicas para implantes radiactivos y otra con simulación y medición de dosis de radiación. De igual modo, se dotará con un Área de Apoyo Clínico y otra de Investigación y Docencia, con aulas para MIR, una biblioteca, así como una estructura básica para seminarios.

En el Área Diagnóstica se incluirán ocho salas de radiología convencional, cuatro Resonancias Magnéticas y diez boxes para ecografías, entre otras dotaciones. El nuevo centro contará con otros servicios de atención al paciente, como Servicios Religiosos, Mortuorio, tiendas, espacios destinados a asociaciones o zona de espera postalta. En el las Áreas no asistenciales e instalaciones tiene cabida una cocina de línea fría con un espacio de 2.000 metros cuadrados, salas de reuniones, así como cafeterías.

El Plan Funcional contempla una guardería para los hijos de los trabajadores del centro, algo muy demandado, tal y como ha afirmado este jueves la consejera en funciones, quien ha recordado que este documento está en disposición de licitar la redacción del proyecto de obras del centro, algo que se está demorando porque la Diputación Provincial no ha hecho efectiva la cesión de los terrenos.