Jorge Gallardo junto a Pedro Sánchez, del que es uno de los mayores valedores en Málaga
Jorge Gallardo junto a Pedro Sánchez, del que es uno de los mayores valedores en Málaga - Archivo
POLÍTICA

Rebelión entre los alcaldes socialistas de Málaga por los diputados provinciales

Más de 30 regidores se alinean con Jorge Gallardo de Cártama contra los «premios» a candidatos que no han funcionado en las urnas

MálagaActualizado:

Empieza a ser una rebelión en toda regla contra la dirección provincial de PSOE de Málaga, que encabeza José Luis Ruiz Espejo. El nombramiento del exalcalde de Marbella (gracias a los pactos, pero ahora de nuevo en la oposición por una aplastante mayoría absoluta del PP) José Bernal como líder socialista en la Diputación ha encendido la espita. Un comité provincial mermado por la acción de una rama díscola lo eligió con un 33,5 por ciento de votos en blanco, que es como se expresa la disconformidad al no existir la posibilidad de hacerlo en contra.

El portavoz de esta rama crítica es Jorge Gallardo, alcalde de Cártama, un reconocido «sanchista» malagueño. «Hay malestar entre los alcaldes por el reparto que se ha hecho de los diputados provinciales», señala Gallardo a ABC, que dice que «más de 30 regidores» le han llamado para mostrar su malestar por «la actitud de la dirección del partido» en lo que considera «una política de amiguetes».

Estos alcaldes piden que se «premie» a aquellos municipios donde el PSOE ha ganado peso político y que se retire a los líderes que acumulan varias derrotas electorales consecutivas, como es el caso de Bernal. «Sabemos qué quiere la gente, porque tenemos varios sondeos en forma de elecciones este año», afirma.

La elección de José Bernal al frente de los socialistas en la Diputación ha provocado el malestar
La elección de José Bernal al frente de los socialistas en la Diputación ha provocado el malestar - Archivo

Jorge Gallardo asegura que propuso que el grupo socialista fuera comandado por José Ortiz, alcalde de Torremolinos, pero el pacto entre Susana Díaz y Pedro Sánchez para el reparto de poder en las diputaciones hizo que se retirara la candidatura. Finalmente, se presentó como única opción a José Bernal. La consecuencia es que a la votación no acudió el 30 por ciento del comité provincial y que luego el 33,5 por ciento votó en contra de Bernal.

Esta medida se toma, según el regidor Cártama, porque no se ha tenido en cuenta la opinión de las agrupaciones locales. «No nos han escuchado. Les pedí que sondearan a los alcaldes, pero no ha sido así. Hay muchos compañeros que me llaman cabreados por el reparto en la Diputación Provincial», abunda este alcalde, que dice que de esta facción descontenta solo hay diputados de Cártama, Fuengirola y Álora.

En su teléfono móvil señala que contabiliza más de medio centenar de llamadas de compañeros. «No quieren hablar por miedo a represalias». El grueso de la masa crítica está en la Serranía de Ronda y la Axarquía, desde donde se piden «personas nuevas que han obtenido buenos resultados y que tendrían en la Diputación una plataforma para seguir creciendo en sus municipios». Esa es la queja general, una renovación que no llega y para la que la Diputación podría ser una oportunidad.