Dani García celebra con su equipo en Marbella la tercera estrella Michelin - EFE

Así recibió su equipo a Dani García tras la tercera estrella Michelin

El chef regresó a Marbella con los suyos, a los que pidió humildad tras tocar el cielo de la gastronomía mundial en la última gala Michelin

Cuenta atrás: Dani García Restaurante cierra en octubre de 2019

MarbellaActualizado:

El avión procedente de Lisboa aterrizó sobre las 20.00 horas en el Aeropuerto de Málaga. Solo 30 minutos después Dani García estaba en Marbella, su ciudad. Allí la vida lo revolcó y se levantó, hasta convertirse en un flamante tres estrellas Michelin en la gala del pasado miércoles. A las 23.00 horas era el momento del encuentro. En el «Atelier» se le esperaba con ansia, punto donde lo que le pasa por la mente comienza a tener forma. Allí quedará enmarcada la chaquetilla con las tres estrellas, como está la de «Manzanilla», recuerdo de la experiencia en Nueva York que tanto le marcó. El equipo se hacía fotos con tres estrellas luminosas. Esperaban a su comandante, al hombre que los ha llevado al Olimpo de la gastronomía mundial.

Cuando entró en el patio se desató la locura. Las camisetas con las tres estrellas y el eslogan: «Pide un deseo» se agolpaban. Le cantaron, lo mantearon, abrazaron y felicitaron hasta que pidió calma en medio de la celebración. El primer gesto es que fueron manteados todos sus jefes de equipo. Repartiendo honores. La tercera estrella es un éxito de Dani García alcanzado gracias a un gran equipo unido.

Estaban su familia y amigos, lo que saben cuánto ha costado hacer el camino hasta el cielo. Tomó aire para pedir «humildad». Les dijo a todos que fueran conscientes de lo que se había conseguido, de lo que era tener esa tercera estrella y pidió humildad para seguir trabajando como siempre.

Se elevó la música, salió el catering, corrió el vino y allá por donde iba pasando, cansado del viaje, se abrazó con todos. Fotos con los tres dedos, anécdotas y la felicidad de un sueño cumplido. En medio de la celebración, una pantalla gigante recordó el momento. Era el vídeo de cómo se vivió en el Restaurante Dani García en Puente Romano la llegada de esa tercera estrella. Mientras Ángel León, otro tres estrellas andaluz, se abrazaba al marbellí en la gala, las lágrimas, los abrazos y la celebración se desataba en Marbella, que seguían todo por «streaming» con el champán preparado.

Era una noche de sorpresas. Tras las imágenes de la celebración apareció Paz Vega, para felicitarle por el logro, lo mismo que Pablo Alborán, Álvaro Arbeloa, Koke Resurrección, Xabi Alonso, el bético Joaquín o Luis Fonsi desde Miami. Felicitaciones y deseos de volver a «Arcardia», ese menú en el que Dani García retrata su Andalucía idílica y que le ha llevado, tras años persiguiéndolo, a entrar entre los algo más de cien restaurantes en el mundo que tienen la máxima distinción que se otorga en la cocina mundial.