Imagen de archivo de la Policía Nacional - ABC
VIOLACIÓN

Rehúsa denunciar tras acusar a un hombre de haberla violado en Marbella

En libertad el iraní que ha pasado cinco días detenido por la Policía Nacional tras la denuncia previa de la joven; el caso será archivado ante la decisión de la mujer

MarbellaActualizado:

Primero comunicó, el pasado sábado por la mañana en un centro de salud de Mijas, una tórrida violación con una posible sumisión química. Fue trasladada al hospital Costa del Sol, donde comenzaron las pesquisas para esclarecer lo ocurrido al ver que las lesiones podían ser compatibles con una agresión sexual. Se detuvo al supuesto agresor, un iraní de 38 años que ha pasado cinco días detenido por la Policía Nacional. Pero cuando llegó la hora de formalizar ante el tribunal, la chica ha rehusado presentar denuncia. El Juzgado de Instrucción 2 de Marbella, que se había hecho cargo de las diligencias previas, ha dejado libre al hombre este miércoles y archivará el caso al no haber cargos contra el supuesto agresor de la joven.

La chica manifestó que, en la madrugada del viernes al sábado, tras haber finalizado su jornada de trabajo en un local de ocio nocturno de Marbella, un conocido se ofreció para llevarla a casa en coche. Pero que, en el camino al domicilio de la mujer, el varón tomó un itinerario distinto. Se excusó en que tenía que coger algo de dinero de su vivienda en una urbanización de Marbella. Según la versión de la joven, llegaron al domicilio del iraní y allí le invitó entrar en el inmueble.

Juguetes eróticos

La mujer relató que le sirvió una copa de alcohol, que ella rechazó, aunque finalmente aceptó un zumo de frutas. La chica narró ante la Policía Nacional que la ingesta de la bebida comenzó a encontrarse indispuesta, mareada, además de paralizada. Tras esto, siempre según la versión de la mujer, que luego ha rehusado denunciar ante el juez, fue sometida durante varias horas a prácticas sexuales no consentidas.

Ante lo contado por esta supuesta víctima, la Policía Nacional procedió a la detención del hombre en la mañana del sábado en las inmediaciones de su domicilio. Los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de Marbella procedieron a registrar la casa e intervinieron medicación y varios juguetes eróticos empleados, según la joven, durante la supuesta agresión.

Larga detención

Sin embargo, esa versión de los hechos ha sido retirada por la propia joven, que no continúa adelante con el proceso. Por su parte, el acusado por agresión sexual queda en libertad tras pasar cinco días en los calabozos de la Policía Nacional de Marbella, que agotó las 72 horas de investigación para ponerlo a disposición judicial el martes al medio día.

Tras escucharlo en declaración en sede judicial, se decidió dar una prórroga a los investigadores para cerrar algunas pesquisas. El iraní volvió a los calabozos a la espera de una decisión este miércoles, cuando le ha llegado la libertad al retirar la mujer la acusación.