El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, en un mitin
El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, en un mitin - SUR
POLÍTICA

Ridículo del Ayuntamiento de Torremolinos por atacar a la candidata del PP a la Alcaldía

Los populares piden la dimisión del alcalde, José Ortiz, por la destitución fallida y «nula de derecho» de Margarita del Cid de la Mancomunidad de la Costa del Sol que preside, aprobada por PSOE, IU, Podemos y un edil no adscrito

Actualizado:

El ataque del Ayuntamiento de Torremolinos a Margarita del Cid, portavoz del PP, se va a quedar sin efecto, pese a que para ello se haya utilizado el pleno del municipio y un bloque formado por PSOE, Izquierda Unida, Costa del Sol Sí Puede (Podemos) y un concejal no adscrito. No se revocará el nombramiento de Del Cid en la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental y no dejará de ser la presidenta de la institución. «Es una doble trampa que se inicia cuando me eligen candidata a la Alcaldía para dañar mi imagen», explica Margarita de Cid, que asegura que el PSOE ha querido «manchar la gestión del equipo del PP en la Mancomunidad».

El Ayuntamiento acordó destituirla en «el pleno de la vergüenza» –define Del Cid– el pasado marzo. La presidenta de la Mancomunidad fue destituida como representante de Torremolinos por una moción de Izquierda Unida. Dejaba de representar a Torremolinos y sería cesada como presidenta. Acto seguido, el grupo municipal del PP presentó a Del Cid como candidata para cubrir su propia vacante. La propuesta fue aprobada con voto a favor del concejal no adscrito, Juan Machío, que acababa de votar también a favor de destituirla. Del Cid volvía a ser la representante y seguía siendo presidenta de la entidad mancomunada. Y ahí quedó el pleno. Un concejal que se arrepiente y deshace lo hecho.

Margarita del Cid
Margarita del Cid- ABC

Pero Juan Machío volvió a la carga minutos después. El edil no adscrito presentó por urgencia una moción como la de IU, alegando que se había equivocado en la votación anterior y que no deseaba que Del Cid fuera la represente de Torremolinos en la Mancomunidad. PSOE, IU, Costa del Sol Sí Puede (CSSP) y el concejal arrepentido por segunda vez aprobaron la urgencia con el voto de calidad del alcalde, el socialista José Ortiz, y votaron de nuevo la destitución Del Cid y un nuevo nombramiento, pese a que el PP avisaba desde su bancada en dos ocasiones que lo que estaban haciendo no era legal.

Aquel acuerdo ha sido declarado «nulo de pleno derecho» en un informe de la secretaria del Ayuntamiento que, durante el pleno, no se pronunció sobre lo que estaba ocurriendo. El acuerdo adoptado no vale y Margarita del Cid sigue siendo la representante en la Mancomunidad y, por tanto, también su presidenta.

Dimisión del alcalde

Y lo es por dos razones que la secretaria municipal argumenta. La primera es que la urgencia de la moción no debió ser dada por válida porque debe aprobarse por mayoría absoluta y el voto de calidad del alcalde dirime un empate, pero no es un voto más en el pleno. Por tanto, según el informe, no fue aprobada por mayoría absoluta. La otra es que era un punto que ya había sido debatido y votado por el pleno momentos antes.

Pero el PP no se ha quedado con los brazos cruzados. Lo primero que ha pedido la portavoz popular es la dimisión de José Ortiz como alcalde de la ciudad porque «abusó de su cargo e intentó dar un pucherazo». «Sólo el alcalde podía haber evitado este atropello, pero no lo hizo y se convirtió en el auténtico protagonista, por lo que desde nuestro grupoconsideramos que se tiene que ir», remarcó Del Cid.

Tropelía

El Partido Popular ha registrado una petición para que el socialista José Ortiz convoque un pleno en el que, «antes de irse, tenga que pasar la vergüenza de tener que anular la tropelía que ha cometido». «Ha permitido que este procedimiento, nulo de derecho, siguiera adelante, pese a las advertencias del Partido Popular en dos ocasiones», afirmó la portavoz del PP de Torremolinos.

Del Cid también ha abierto medidas judiciales contra los que idearon esta artimaña política. La primera es una querella penal por prevaricación y usurpación de los derechos de un concejal. Lal segunda es una demanda por la vía contencioso-administrativa por vulneración de los derechos fundamentales. Por su parte, el alcalde de Torremolinos anuncia que solicitará las aclaraciones oportunas para concretar el alcance jurídico del acuerdo plenario sobre el cese de Margarita del Cid.