Revestimientos para el pozo vertical que se construye para rescatar a Julen
Revestimientos para el pozo vertical que se construye para rescatar a Julen - J. J. M.
Rescate de Julen

El túnel vertical es la principal esperanza para sacar a Julen, pero tardará dos o tres días en estar listo

Los ingenieros van a acometer los dos túneles, pero han surgido problemas en la galería horizontal y avanza más la vertical para llegar al niño en el pozo de Totalán

El rescate de Julen, en directo

Totalán (Málaga)Actualizado:

El pozo paralelo (en vertical) al agujero donde está Julen, el niño atrapado en un pozo de Totalán (Málaga) desde el pasado domingo, es la principal esperanza para su salvamento. Así lo ha confirmado esta mañana a ABC Juan López Escobar, delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos y Minas, que son los responsables de diseñar los dos túneles que tienen que llevar hasta el pequeño, que ha estimado que el pozo puede estar concluído en dos o tres días.

Un desprendimiento en los trabajos previos y la abundancia de rocas en el curso de la galería para el túnel horizontal, que tiene que cruzar entre 50 y 80 metros de montaña, hasta el lugar donde está Julen vuelca las esperanzas en este pozo paralelo. Por allí bajarán dos rescatadores para buscar al niño de dos años en el corazón del Cerro de la Corona. Esto será, como muy pronto, el próximo sábado según las estimaciones ofrecidas por los ingenieros. Lo que complica el milagro de sacar a Julen con vida.

Una vez terminado el revestimiento del sondeo donde cayó Julen el pasado domingo a las 14.00 horas, se afrontan los trabajos para horadar el monte por dos vías simultáneas, aunque la principal sea el pozo paralelo, que necesita una máquina especial para abrir el hueco en la montaña. Primero hay que rebajar los primeros 30 metros, desde la boca del pozo donde está Julen.

Este se hace para tener que perforar sólo unos 50 metros en paralelo al agujeron donde está el pequeño de dos años. La razón, según López Escobar, es que en condiciones normales la perforación de los 50 primeros metros se hace en cuestión de horas.

A partir de esa profundidad los trabajos se complican y la perforación se puede demorar hasta 4 o 5 horas por cada 10 metros. Se trata de salvar esa demora previsible con una excavación de 30 metros, que permita llegar a los 80 metros los más rápido posible. «Estos cálculos son válidos con las catas de terreno y los estudios necesarios, que se tardan semanas en hacer. No contamos con ellos y no sabemos lo que hay, por lo que no se pueden dar plazos», afirmó López Escobar a ABC.

Tramo final a mano

La idea es bajar hasta una profundidad de entre 71 y 80 metros, una vez que se comience a perforar y salvar el segundo tapón. Luego por el agujero de 1,20 metros de anchura bajarán dos especialistas de la Brigada de Salvamento de Minero de Asturias, que son los que excavarán los aproximadamente cuatro metros en horizontal para llegar hasta el niño. Tendrán que bajar por el pozo paralelo hasta los 80 metros, asegurando la galería a mano. Los trabajos de los últimos metros horizontales se hacen con picas.

Una vez allí deberán hallar al pequeño Julen, al que se le busca con vida. Hasta el momento no hay constancia de que este muerto, ni siquiera se la ha conseguido divisar. Se sabe de su presencia por los restos biológicos encontrados en las primeras labores de succión del domingo. La esperanza está en la intrincada orografía del terreno, que tantos problemas está dando en el rescate. Se desea que favorezca el milagro por el predominio de rocas volcánicas que dejarían pasar el aire hasta donde está el niño.

No se abandona la galería horizontal a través de la montaña, pese a los problemas surgidos. «Los dos túneles se van a hacer a la vez y se rescatará con el que primero llegue», explicó López Escobar, que reconoció los retrasos en el túnel a través de la montaña y que espera hallar al pequeño Julen para devolverlo a su familia.