El portavoz de Vox, Alejandro Hernández (i), seguido por los diputados del grupo, abandonan la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento de Andalucía en Sevilla
El portavoz de Vox, Alejandro Hernández (i), seguido por los diputados del grupo, abandonan la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento de Andalucía en Sevilla - EFE
Polémica en el Parlamento andaluz

Vox abandona el Pleno en protesta porque no ha podido preguntar al presidente Juanma Moreno

Su pregunta no fue aceptada al no cumplir el Reglamento de la Cámara que ahora exigen cambiar

SevillaActualizado:

Los doce diputados que conforman el grupo parlamentario de Vox han protagonizado la anécdota de la jornada en la sesión de control al presidente de la Junta este jueves en el Parlamento de Andalucía. Al iniciarse la sesión de control a Moreno por parte de los portavoces de los grupos parlamentarios, los diputados de Vox han salido de la Cámara y han leído un manifiesto en la puerta del Pleno en el «exigen una reforma en profundidad del Reglamento del Parlamento para evitar usos partidistas».

Esta protesta se ha debido a que el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, no ha podido preguntar a Juanma Morenoya que la cuestión que presentaron al presidente no fue aceptada por la Mesa del Parlamento. Vox quería saber qué pensaba Moreno de los «discursos de odio» que, según este grupo, recibe su formación política.

Sin embargo, la Mesa del Parlamento ni siquera calificó esta iniciativa ya que, según el Reglamento, sólo se puede preguntar al presidente de la Junta sobre la acción del Gobierno. Tras esta circunstancia, Vox cambió su pregunta requiriendole que explicase sobre «el vaciado de datos y el borrado de ordenadores» que se había producido en la Junta con el cambio de Gobierno.

En este caso, el órgano de Gobierno de la Cámara andaluza donde están representados todos los grupos políticos y cuenta con el aval del letrado mayor del Parlamento, sí que calificó la pregunta pero la derivó al Consejo de Gobierno, por lo que ha sido respondida por Elías Bendodo.

Los representantes de Vox han acusado a la Mesa del Parlamento de «bloquear una gran parte de sus iniciativas amparándose en una interpretación arbitraria y restrictiva del Reglamento, que, sin embargo, se vuelve generosa y abierta cuando se trata de calificar las que proceden de otros partidos, tal como vimos ayer con la moción hipertrofiada del PSOE», según ha apostillado Hernández en el comunicado que ha leído.

Vox ha llamado así a realizar «desde este mismo instante una reforma en profundidad del Reglamento del Parlamento como un objetivo innegociable».Se trata de una potestad que corresponde a todos los grupos parlamentarios que deberían conformar un grupo de trabajo al respecto para cambiar las normas que rigen el funcionamiento de la Cámara andaluza.

Vox considera que «más allá de lo que el interés político o tacticista les pueda dictar, lo cierto es que todos los partidos coincidimos en ver como algo muy necesario la redacción de una nueva iniciativa que establezca con claridad y precisión las pautas por las que deba regirse la actividad de este Parlamento».