Los dos mandatarios, junto a sus parejas, en Sanlúcar de Barrameda - EFE

Abucheos a Pedro Sánchez en la visita de Merkel a Sanlúcar: «¡Fuera, fuera!»

Decenas de vecinos despiden al presidente del Gobierno en Bajo de Guía entre gritos de «chorizo» y «elecciones ya»

Actualizado:

La visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Sanlúcar de Barrameda este sábado para tener un almuerzo de trabajo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el histórico Palacio de los Guzmanes, ha despertado curiosidad y reivindicaciones en la localidad gaditana.

Tras una jornada de agenda muy apretada en la localidad gaditana, el jefe del Ejecutivo fue despedido por los locales al grito de «fuera, fuera», haciendo alusión a su calidad de presidente sin pasar por las urnas. Algunos vecinos, incluso, llegaron a llamarle «chorizo» y exigieron «elecciones ya».

No fue la única protesta de la jornada en tieras gaditanas. Al Palacio de los Guzmanes, Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, llegaban entre pitos y gritos aislados de «un desalojo, una ocupación», debido a que en Sanlúcar de Barrameda conviven varias de las denominadas «corralas» en promociones inmobiliarias que, vacías, fueron ocupadas por familias de la localidad con escasos recursos económicos.

Al tiempo que se desarrollaba el almuerzo de trabajo, a unos 40 metros de la puerta del recinto representantes del sindicato policial Jusapol hicieron sus silbatos y han desplegado una pancarta en la que reclamaban la equiparación salarial de la Policía Nacional con las policías autonómicas.

Sánchez y Merkel se desplazaron rápidamente tras la conferencia de prensa hasta Bajo de Guía, donde embarcaron a Doñana para llegar, desde el punto de embarque, a la finca de las Marismillas.

Pese a la rapidez del embarque, los clientes de los restaurantes de a pie de playa, volvieron a abuchear al presidente español. «Fuera, fuera», le espetaban mientras abandonaban la playa sanluqueña camino al interior de Doñana.