Uno de los humedales del Parque Nacional de Doñana
Uno de los humedales del Parque Nacional de Doñana - ABC
PARQUE NACIONAL

Los acuíferos de Doñana en peligro por la falta de lluvias

Un informe ministerial admite que de los 16 sectores del acuífero ninguno está fuera de riesgo

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que depende del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, reconoce que los recursos hídricos en el entorno del Parque Nacional de Doñana y tres de las cinco masas de agua subterránea (MASb) «no alcanzan el buen estado cuantitativo» y que «de mantenerse» el actual grado y modo de explotación de los recursos subterráneos del acuífero de Doñana «comprometería el estado de los ecosistemas terrestres que de él dependen».

En su análisis se pone de manifiesto que la pluviometría actual corresponde con la de un «episodio seco ya de cierta duración» y que de los últimos años hidrológicos, tres han sido secos y dos normales, lo que supone que por quinquenios, este es «el segundo peor dato de la serie desde 1994». Esto provoca que de los 16 sectores del acuífero sobre el que se asienta Doñana ninguno está fuera de riesgo, cinco se hallan en estado de «prealerta», seis en «alerta» y otros cinco en «alarma».

El informe apunta, no obstante, que la situación se puede revertir con un conjunto de medidas concretas y alude al Plan Hidrológico del Guadalquivir. Entre las medidas a acometer aconseja un nuevo trasvase de 15 hectómetros cúbicos de la demarcación del Tinto, Odiel y Piedras, que se sumaría al ya ejecutado de 4,99 hectómetros cúbicos en la parte de la cabecera del Arroyo de La Rocina que linda con la Demarcación de Tinto, Odiel y Piedras.

Asimismo, insta a incrementar la guardería fluvial, con técnicas de telecontrol y teledetección para que los aprovechamientos se ajusten a los títulos y derechos de uso del agua y revisar y cotejar los derechos de uso del agua en masas de agua subterránea con los aprovechamientos existentes.

Igualmente, recomienda realizar una importante inversión en investigación hidrogeológica y mejorar la cobertura de la red de seguimiento en las zonas peor representadas.

Tras conocerse el informe, la organización conservacionista WWF, anunció que solicitará en el próximo Consejo de Participación de Doñana su apoyo para que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir declare «en riesgo» el acuífero, y se apliquen las medidas que prevé la Ley de Aguas: poner fecha a las actuaciones para recuperarlo, con un plan que incluya el cierre de todos los pozos ilegales y un control más estricto sobre las extracciones de agua en la zona.

El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Fiscal, que se reunió ayer con algunos alcaldes del entorno del Parque Nacional, sostiene que «no hay situación de alerta» en el acuífero completo, ya que dos de las cinco masas de agua subterránea se encuentran en buen estado. Según Fiscal hay circunstancias que explican esta situación, además de las materológicas, algunas de las cuales se están abordando como es el cierre de pozos (se han cerrado más de 300), e impulsando el plan de regadíos de la corona norte forestal. No obstante, el que no hay una situación de alerta no significa que «no haya motivos para la preocupación», dijo el consejero, una preocupación que «nos mueve a actuar».