El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, este miércoles en el Parlamento
El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, este miércoles en el Parlamento - ABC
Gobierno andaluz

La administración paralela de la Junta de Andalucía paga mil millones al año en sueldos del personal

El consejero de la Presidencia anuncia que los «enchufados del PSOE van a dejar de estarlo»

SevillaActualizado:

Los entes instrumentales de la Junta, agencias públicas, fundaciones y consorcios gastan cada año mil millones (1.073,69 euros exactamente) en pagar las nóminas de los 26.045 trabajadores que tienen a día de hoy. Así lo desveló el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, en su comparecencia en el Parlamento a a petición del grupo socialista que insiste en que el principal objetivo del Gobierno del cambio son los despidos en este sector instrumental.

Bendodo dejó claros varios mensajes, no habrá despidos masivos, los trabajadores que han entrado en condiciones de igualdad, mérito y capacidad «pueden estar tranquilos», pero está dispuesto a echar a «los enchufados del PSOE». « En los que entraron por la puerta de atrás sí que tenemos mucho que recortar». «Todos los enchufados del PSOE van a dejar de estar enchufados, eso se lo dejo claro. Ustedes han creado el problema y les dijo a los enchufados del PSOE que se alarmen».

El consejero reconoció que hay una partida de 20 millones de euros, 1,5 en este ejercicio 2019 y otros 18,5 millones en 2020, para «actuaciones liquidatorias» en sociedades mercantiles o fundaciones, una cantidad que el PSOE entiende que está destinada a sufragar el coste de los despidos de este personal.

Bendodo sí que fue más contundente en lo que se refiere a quienes prestan servicios esenciales y puso como ejemplo el Infoca. Para este plan hay destinados 170 millones de euros, lo que supone 2,1 millones más que en 2018, por lo que este verano trabajarán 4.462 bomberos forestales en este programa.

No obstante, explicó que cualquier decisión que tome al respecto estará respaldada por las auditorías exhaustivas que se van a hacer de todos los entes instrumentales y advirtió que ya hay algunas conclusiones: Las únicas empresas y agencias que sí cumplen con su objetivo son la Agencia AVRA (de vivienda y rehabilitación) y el IAPH (Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico) que tienen competencias muy bien delimitadas y las ejercen. Además, estas auditorías concluyen que las agencias públicas empresariales no son una fórmula que logre sus objetivos de forma más eficaz que la propia administración de la Junta.

Asimismo, Bendodo aseguró que los informes sugieren»que se devuelvan a la administración estas competencias», es decir, que se cierren algunos de estos entes administrativos.

Desde el PSOE el diputado Rodrigo Sánchez Haro defendió la profesionalidad de los trabajadores de la administración paralela al tiempo que le recordó a Bendodo que hay sentencias del Tribunal Supremo de los años 2012, 2013 que avala la legalidad de sus contratos.

Sánchez Haro recordó al consejero de la Presidencia un informe de la Cámara de Cuentas sobre la Diputación de Málaga que Bendodo gobernó ocho años. «El criterio de legalidad es desfavorable, el 24% del personal incumple los principios de igualdad, mérito y capacidad y sólo hizo una oferta de empleo obligado por la Fiscalía. ¿Ese es su modelo?».