La industria aeronáutica auxiliar factura un 16,5% más y genera más de 600 empleos

Los resultados del 'Informe del Sector Aeroespacial en Andalucía 2011' muestran una mejora considerable con el año anterior

sevilla Actualizado:

La industria aeronáutica auxiliar en Andalucía ha facturado en 2011 un total de 646,4 millones de euros, un 16,5 por ciento más que el ejercicio anterior, y ha creado 629 nuevos empleos, un 8,4 por ciento más, según recoge el 'Informe del Sector Aeroespacial en Andalucía 2011', elaborado por el Cluster Hélice.

El presidente de Hélice, Juan Pedro Vela, ha presentado este miércoles en Sevilla los resultados de este informe, que consolida a Andalucía como segundo polo aeronáutico nacional, con el 23,6 por ciento de la facturación y el 28,9 por ciento del empleo, por detrás de Madrid y seguida a bastante distancia del País Vasco.

El estudio recoge que la facturación agregada del sector aeroespacial (tractoras más auxiliares) desciende un 11,5 por ciento, hasta los 1.754 millones de euros, derivado de que Airbus Military ha bajado sus ventas por los costes no recurrentes del A400M en 2011 respecto a 2010, un elemento que desaparecerá una vez consolidada la producción en serie del programa. Ello no supone un retroceso en la actividad, como se desprende del crecimiento del 5,1 por ciento del empleo (524 más), que alcanza los 10.802 puestos de trabajo.

Este mantenimiento de la actividad se refleja también en los datos de la industria auxiliar, que incrementa un 16,5 por ciento la facturación (dos puntos más que el año anterior) y un 8,4 por ciento el empleo, hasta alcanzar los 8.090 puestos de trabajo. Estos datos muestran que el sector aeronáutico andaluz es "sólido y resiste" la coyuntura económica y que Andalucía cuenta con una industria auxiliar "fuerte y consolidada", como lo demuestran la creación de puestos de trabajo y las ventas del último año y de la última década.

Andalucía mantiene una masa crítica empresarial formada por 120 empresas, el 90 por ciento situadas en el eje Sevilla-Cádiz, que continúan con la tendencia iniciada en los últimos años de desarrollar concentraciones y alianzas empresariales que refuerzan la capacidad del sector para abarcar nuevos paquetes de trabajo.

Según las cifras del informe, el cluster aeroespacial andaluz ha vuelto a consolidar su posición dentro de la economía andaluza y supone actualmente el 1,21 por ciento del PIB andaluz, el 16 por ciento del PIB industrial manufacturero de Andalucía y emplea al cinco por ciento de los 220.000 asalariados del sector industrial en la comunidad.

Asimismo, destaca que en la última década (2002-11) la industria aeroespacial andaluza ha creado 6.938 puestos de trabajo, lo que supone que casi ha triplicado el empleo (+179%), y ha multiplicado por más de tres la facturación (+245%), al pasar de 509 a 1.754 millones de euros.

En términos absolutos, Andalucía es la comunidad española que más empleo crea en esta industria el pasado año (+524) y, en términos relativos, su incremento (+5,1%) se sitúa muy por encima de la media nacional (+0,2%), mientras que en otras regiones aeronáuticas se destruye empleo. De esta manera, Andalucía contribuye de forma decisiva al mantenimiento del empleo nacional en el sector.

Durante el pasado año, ha continuado creciendo además los empleos de alta cualificación (directivos, ingenieros y licenciados), con un incremento del 4,85 por ciento, que se eleva hasta el 8,2% en el caso de la industria auxiliar.

Respecto a las ventas del sector, el 39 por ciento de la facturación agregada corresponde a programas civiles y el 61 por ciento a militares. Las actividades de mayor facturación siguen siendo el montaje de grandes conjuntos (799 millones), montaje final (355,1 millones) e industria complementaria (334,8 millones), aunque se produce un crecimiento significativo en empresas de ingeniería y consultoría (32,6%).

Asimismo, se consolida la facturación en productos y servicios distintos de Airbus, que alcanza en 2011 el 30 por ciento del total. Este indicador mejora la diversificación del sector, reduciendo riesgos y aportando mayor estabilidad a la industria.

La industria auxiliar mantiene en 2011 su fortaleza a pesar de la coyuntura económica, con un crecimiento del 8,4 por ciento del empleo y del 16,5 por ciento de las ventas, 2,5 puntos más que el incremento del año anterior. El crecimiento del volumen de negocio es especialmente significativo en las áreas de materiales compuestos y plásticos (+37,4%) y en ingeniería y consultoría (+32,6%).

La productividad en las empresas auxiliares también crece un 8,1 por ciento impulsada por el aumento de ventas. Además, destaca el esfuerzo de las empresas auxiliares en internacionalización, formación y el mantenimiento de la inversión en I+D.

El tejido auxiliar realizó el pasado año ventas internacionales por valor de 180 millones de euros, el 18 por ciento del total de las exportaciones andaluzas del sector (998 millones). En su conjunto, la industria aeroespacial andaluza ha multiplicado por cinco sus ventas al exterior en los últimos diez años (de 187,6 a 998 millones de euros) y es ya la segunda comunidad española que más vende al exterior en este sector.

A pesar de la coyuntura económica, las empresas auxiliares mantienen el esfuerzo inversor en I+D, que experimenta un crecimiento del 8,2 por ciento, hasta alcanzar una media del 8,7 por ciento de las ventas. La actividad desarrollada por el Centro de Tecnologías Aeroespaciales Avanzadas (Catec), que impulsa la I+D en el tejido auxiliar, y el desarrollo del programa del A350 han tenido un papel fundamental en este incremento.

El tejido auxiliar realiza además un importante esfuerzo en formación de recursos humanos, duplicando las horas de formación por empleado, que pasan de 23 a 43 en sólo un año. Este esfuerzo genera conocimiento en las empresas y contribuye a mejorar la competitividad del tejido empresarial.

Por su parte, la industria tractora experimenta un leve decrecimiento en el nivel de empleo (-3,7%) por la externalización de carga de trabajo y un importante descenso en facturación (-22,4%), fundamentalmente, como se ha expuesto, debido a Airbus Military y descenso de ventas en 2011 por los costes no recurrentes del A400M, ya que las ventas de Airbus España suben un 8,6 por ciento. Debido al descenso de las ventas, la productividad baja un 19,4 por ciento en 2011.