Aguilera denuncia el ataque francés a los camiones españoles
Agricultores franceses destruyen la carga de frutas y verduras de un camión español - GUILLAUME HORCAJUELO

Aguilera denuncia el ataque francés a los camiones españoles

La consejera de Agricultura sostiene que hay intereses comerciales ante el inicio de la campaña de recolección en Francia

sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha acusado hoy a Francia de emprender un "ataque comercial" contra las frutas y hortalizas procedentes de España, y ha pedido al gobierno que exija a Bruselas medidas enérgicas para poner fin a esos incidentes en la frontera.

En un comunicado Aguilera ha sostenido que hay un "trasfondo de interés comercial" en estos incidentes o en las medidas de control y verificación del cargamento de los camiones españoles de frutas y hortalizas, anunciadas el pasado mes de julio por el secretario de Estado francés de Comercio y Consumo, Frédéric Lefebvre.

Ha recordado que estos hechos coinciden con el inicio de la recolección en Francia, como se evidencia con el hecho de que los ataques se hayan dirigido principalmente contra cargamentos de fruta de temporada procedente de España.

Falsos incumplimientos de la normativa

"Creo que es un ataque comercial en toda regla que Francia trata de justificar con falsos incumplimientos de la normativa comercial, pero no es la primera vez que los agricultores galos recurren a volcar camiones para evitar la libre competencia, mientras que en otras ocasiones la agresión llega a través de campañas negativas orquestadas en los medios de comunicación", ha denunciado.

Asimismo, ha expresado su apoyo a las denuncias que vienen formulando las organizaciones agrarias y las asociaciones de comercializadores y exportadores de toda España, "que están reclamando para sus productos el trato que merecen y que se eviten comportamientos violentos que en ningún caso están justificados". La consejera ha lamentado la falta de actuación ante estos hechos por parte del Gobierno francés, del que espera una mayor sensibilidad y que garantice la seguridad de los transportistas españoles y, por tanto, andaluces, en sus fronteras.