Andaluces con cartera
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Javier Arenas, Félix Manuel Pérez, Manuel Jiménez de Parga, Manuel Pimentel, Valeriano Gómez y Fátima Báñez - abc

Andaluces con cartera

Durante el Reinado de Don Juan Carlos, 23 andaluces han ocupado carteras ministeriales, algunos varias. La de Trabajo, con siete titulares de la región, se lleva la palma

sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos andaluces —Fátima Báñez y Cristóbal Montoro— y un «madrileño de Jerez» forman parte del Ejecutivo recién nombrado por Mariano Rajoy. Pero desde el primer Gobierno preconstitucional de Arias Navarro, ya dentro del Reinado de Juan Carlos I, hasta el que acaba de tomar posesión, un total de 23 políticos andaluces se han sentado en la sala de reuniones del Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa. Algunos de ellos, como Manuel Clavero Arévalo, José Pedro Pérez Llorca, José Barrionuevo, Javier Arenas, Cristóbal Montoro o Trinidad Jiménez, han ocupado más de una cartera ministerial o han repetido en la misma en distintos gobiernos.

Dos vicepresidentes

Andaluz ha sido un presidente del Gobierno de España, Felipe González; y andaluces también han sido dos vicepresidentes, Alfonso Guerra y Javier Arenas, ambos sevillanos como el presidente Gonzalez, aunque a Arenas, criado en Olvera, se le adscribe el nacimiento en este municipio de la provincia de Cádiz.

Paradoja

Llama poderosamente la atención la repetición de ministros andaluces en la cartera de Trabajo a lo largo de la historia reciente. Una circunstancia que suena a paradoja procediendo como proceden todos de la comunidad que encabeza el paro en España. Sin embargo, a los andaluces se les ha encomendado, más que a políticos de otras zonas, esta difícil responsabilidad que algunos han llevado mejor que otros, bien por una gestión más acertada, bien porque les ha tocado lidiar con la lacra del desempleo en épocas de mayor bonanza económica.

En total han sido siete los titulares de esta cartera nacidos en Andalucía, a los que habría que sumar a Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que también han sido ministros de Trabajo y son considerados andaluces de pro, aunque no nacieron en esta tierra, sino en Ceuta y Madrid, respectivamente.

La nueva ministra de Empleo, la onubense Fátima Báñez, ha cogido el testigo de otro andaluz, el socialista Valeriano Gómez, en el momento más difícil de la democracia para el mercado laboral.

Antes que ellos, han sido responsables de Trabajo Javier Arenas, Manuel Pimentel, Félix Manuel Pérez Millares, Manuel Jiménez de Parga y José Solís, el primer ministro andaluz de un gabinete en la etapa postfranquista, con Arias Navarro de presidente, si bien lo fue por pocos meses y su figura está sobre todo ligada a los gobiernos de Franco.

Más sevillanos

La localidad cordobesa de Cabra ha dado dos ministros, el propio Solís y la que fuera titular de Cultura en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Carmen Calvo. Pero es Sevilla la provincia andaluza donde han nacido más próceres de la Patria (ocho), seguida de Córdoba, con cuatro; Cádiz y Málaga, con tres; Huelva, Granada y Jaén con dos cada una; y Almería con un representante, José Barrionuevo, que ocupó la cartera de Interior en el primer Ejecutivo de Felipe González.

De los 23 mandatarios andaluces que figuran en la orla ministerial, nueve son mujeres, dos del PP —la onubense Fátima Báñez, flamante ministra de Empleo, y la malagueña Celia Villalobos—, en tanto que las siete ministras restantes han pertenecido a ejecutivos del PSOE, especialmente de la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.