Un momento del debate celebrado este miércoles en el Club Antares de Sevilla
Un momento del debate celebrado este miércoles en el Club Antares de Sevilla - JUAN JOSÉ UBEDA
HERENCIAS

«Los andaluces se están empadronando en otras comunidades para no pagar el impuesto de sucesiones»

Empresarios y juristas denuncian que Andalucía se está empobreciendo porque pierde ingresos de las personas que se van

SEVILLAActualizado:

Las diferencias entre comunidades autónomas a la hora de gravar las herencias está provocando un éxodo fiscal desde Andalucía a otras regiones como Madrid donde el impuesto de sucesiones y donaciones resulta más barato. Así lo creen responsables de organizaciones empresariales y juristas que intervinieron en un debate celebrado este miércoles en el Club Empresarial Antares de Sevilla que analizó el citado tributo estatal cedido a las comunidades, una de las fuentes de financiación autonómica.

En el coloquio organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla y la Confederación de Empresario de Sevilla (CES), el presidente de esta patronal, Miguel Rus, aseguró que «este impuesto es el mayor destrozo de empresas y familias en Andalucía». Además, alertó de los efectos perniciosos que acarrea a la situación económica de la comunidad, que está entre las comunidades donde este tributo es más caro. «Los andaluces se están empadronando en otras comunidades autónomas para no pagar este impuesto y al final se emprobrece nuestra tierra», advirtió.

En esta misma idea abundó Tomás Rivera, especialista en Derecho Tributario y miembro del despacho de abogados Sanguino Asociados. A preguntas de uno de los más de 200 empresarios que asistieron al encuentro, Rivero destacó que «la evasión fiscal vía cambio de residencia no sólo afecta al impuesto de sucesiones y donaciones, también afecta a otros tributos» que dejan de recaudarse como el IRPF debido al cambio de domicilio. «No sé si la Junta de Andalucía ha hecho el esfuerzo de estudiar la recaudación», aseguró este jurista, quien añadió que a la hora de acogerse a bonificaciones hay errores de salto en la norma autonómica que «son propios del antiguo Régimen».

El debate fue presentado por el presidente de la Cámara de Comercio hispalense, Francisco Herrero, quien lamentó que el tributo «está provocando que las herencias se estén quedando en las notarías porque no pueden hacer frente al impuesto».

Durante su breve intervención, el notario José Ignacio de Rioja aportó algunas claves para planificar la sucesión y reducir la cuota del impuesto. Se centró en los errores de salto y mencionó que «en herencias iguales se paga de forma diferente y eso no ocurre en ningún otro impuesto». De ahí que, a su juicio, sea tan «injusto e insolidario».

Por su parte, Joaquín Cuesta, socio director de la delegación de Cuatrecasas en Sevilla, explicó las bonificaciones que tiene la normativa andaluza para empresas familiares. En teoría pueden beneficiarse de una reducción del 99% en la cuota del tributo, pero llamó la atención sobre la letra pequeña de la norma. Así, por ejemplo, «las cuentas corrientes no se consideran herencia empresarial».

Por último, Ignacio Martínez, del despacho de abogados MAIO-Martínez Escribano, abordó la «discriminación» entre residentes en España y españoles que vivan fuera de la UE y que no pueden beneficiarse de bonificaciones.