El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, es el responsable del BOJA
El vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, es el responsable del BOJA - Juan Flores
PROTECCIÓN DE DATOS

Los andaluces podrán borrar sus datos personales del BOJA

El denominado «derecho al olvido» entrará en funcionamiento en marzo pero no tendrá carácter retroactivo

SevillaActualizado:

El impago de una multa, la concurrencia a unas oposiciones o la notificación de un tribunal de justicia que se publican en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, BOJA, no quedarán para siempre en Internet sino que se podrán borrar de la red a partir del próximo mes de marzo cuando entre en vigor el nuevo reglamento de este órgano oficial de comunicación de las administraciones andaluzas.

Es lo que en el lenguaje común se denomina «derecho al olvido» aunque los funcionarios prefieren evitar este término. La realidad es que los andaluces que lo deseen podrán solicitar al BOJA que desaparezca de Internet su nombre o sus datos personales, que permanecerá exactamente igual en los archivos administrativos. Es decir, lo que se evita es la publicidad pero no eliminar cualquier rastro de que una determinada persona no ha abonado una multa de tráfico o cualquier otra sanción administrativa.

La nueva norma, que ha aprobado el Gobierno andaluz siguiendo la misma práctica que en el resto de Europa y siguiendo las indicaciones de la Agencia de Protección de Datos, hace referencia a dos tipos de medidas. La primera es el derecho a la desindexación. Es decir, el derecho a que los buscadores de Internet no encuentren en el BOJA el nombre de la persona interesada. Se trata de eliminar de los índices informáticos el nombre propio o los datos personales. Todavía no está muy claro cómo será este proceso pero el interesado tendrá que dirigirse a la Consejería de la Presidencia de la Junta, que es el centro directivo encargado de la gestión de este boletín, y requerirlo oficialmente.

Ocultación

La segunda medida es el derecho a la ocultación, a los seis meses de su publicación, de los textos que contengan datos de carácter personal publicados en el suplemento Anuncios del BOJA. En este departamento se publican sanciones o requerimientos judiciales que, si no son recibidos por los interesados, se publican en este boletín y así se considera que son notificados legalmente.

La información sigue disponible en el BOJA, de donde es imposible borrarlo, pero no se podrá consultar por Internet.

Estas dos medidas responden a la creciente demanda ciudadana de evitar que los buscadores de Internet localicen aquellos textos donde se hayan publicado datos personales necesarios en su momento para el cumplimiento de una obligación administrativa, pero cuya permanencia puede no estar ya justificada.

Subvenciones o trabajo

Se trata de un paso más en la protección de los datos personales ya que ahora un ciudadanos podía verse perjudicado a la hora de recibir una subvención o en el momento de acceder a un nuevo empleo. Ahora, cualquier asunto del pasado, quedará sólo en los archivos de la administración pero no será público.

Estas modificaciones en el reglamento de funcionamiento del BOJA no afectan a los cargos públicos cuyos nombramientos también son publicados en este boletín. Es decir, los decretos y acuerdos que firmen, los nombramientos que lleven a cabo o cualquier otro asunto relacionado con su gestión, permanecerá accesible en Internet. No así sus circunstancias personales (multas, oposiciones, sanciones...) que podrán borrar como cualquier ciudadano.

Estos dos nuevos derechos podrán ejercerse a partir del próximo mes de marzo, pero no tendrá carácter retroactivo. Es decir, permanecerán accesibles en los distintos buscadores de Internet todos los datos personales publicados hasta ahora en los respectivos BOJA.