Edificio del hospital Virgen de Valme en Sevilla
Edificio del hospital Virgen de Valme en Sevilla - Vanessa Gómez

AndalucíaAlerta sanitaria por listeriosis: «Mi suegra de 86 años está en la UCI tras cenar un montadito de carne mechada»

Su yerno cuenta que su mujer también sufrió diarrea severa y fiebre un día después de consumir el mismo producto

SevillaActualizado:

Un montadito de carne mechada, aparentemente inofensivo, ha llevado a una anciana de 86 años de Lebrija a permanecer cuatro días postrada en una cama en la UCI en estado muy grave. Los médicos incluso habían indicado a sus familiares que se prepararan mentalmente para lo peor.

El último análisis de sangre practicado el pasado miércoles había dado positivo en la bacteria listeria monocytogenes. El mismo germen que ha afectado a otras 36 personas en las provincias de Sevilla y Huelva. Esta paciente es uno de los ocho enfermos que permanecen ingresados en hospitales de ambas provincias.

Su yerno, José Antonio Martín, cuenta que el viernes su suegra, que estaba pasando el fin de semana en su casa en Carmona, cenó un montadito de carne mechada. Habían comprado dos envases de este producto en un establecimiento de la provincia de Sevilla.

«Nos llegaron a decir que no encontraban explicación... Hasta que dio positivo en listeriosis»

«El domingo la llevamos a la residencia de mayores y el lunes nos llamaron para decirnos que había tenido diarrea y se la habían llevado al Chare. De allí la trasladaron al hospital Virgen de Valme. Entró en la unidad de Críticos con una parada respiratoria e incluso le estaba fallando el riñón», relata este vecino de Carmona. Su suegra tiene problemas cardíacos y llegaron a hacerle un cateterismo para ver si encontraban la causa. Pero no hubo suerte.

«Nos llegaron a decir que no encontraban explicación a lo que tenía y que nos pusiéramos en lo peor», comenta. En principio pensaban que había contraído el mismo virus que su hija. «Mi mujer había tomado una loncha de carne del mismo envase el jueves, mientras cocinaba. A las 24 horas tenía fiebre alta, le dolían las articulaciones y estuvo varios días con una diarrea tremenda. Pero los médicos lo achacaron todo a una infección urinaria, porque tiene antecedentes», expuso.

Su mujer se fue recuperando en la cama, pero su suegra no ha empezado a mostrar signos de mejoría hasta ayer, cuando descubrieron que tenía listeriosis y le administraron las primeras dosis del antibiótico ampicilina. «Nos derivaron a Salud Pública, donde una doctora nos estuvo haciendo preguntas. Han comido ustedes carne mechada, ¿no?», no preguntó. Le comentamos que aún tenemos un envase en casa, pero no nos lo han pedido todavía. Pero el personal médico se lo ha ocurrado muchísimo. No ha parado hasta no encontrar la causa», concluye.