Nave donde tiene su domicilio social en Sevilla la empresa Magrudis, fabricante de la carne contaminada
Nave donde tiene su domicilio social en Sevilla la empresa Magrudis, fabricante de la carne contaminada - VANESSA GÓMEZ

ListeriosisJunta y Ayuntamiento de Sevilla se echan las culpas del error que retrasó cuatro días la alerta sanitaria por listeria

Bendodo defiende que actuó rápido tras el fallo del Laboratorio Municipal mientras el Consistorio señala que analizó las muestras de carne etiquetadas por Salud

La listeriosis se cobra su primera víctima mortal en Sevilla, una anciana de 90 años

SevillaActualizado:

Ayuntamiento y Junta de Andalucía se echan mutuamente las culpas del fallo que se ha producido en la identificación de las muestras de la carne mechada contaminada con listeria. El error retrasó hasta cuatro días la alerta sanitaria sobre la carne mechada contaminada con listeria de la marca «La Mechá». Se perdieron cuatro días cruciales para amortiguar los efectos de esta enfermedad en los consumidores.

En un comunicado remitido este martes, el Ayuntamiento hispalense señala que el Laboratorio Municipal realizó los análisis con muestras de carne tomadas, etiquetadas, trasladadas y depositadas en sus instalaciones por parte del personal de la Administración autonómica sin que en las dependencias municipales existiera confusión alguna, mezcla o contaminación entre las mismas.

ABC ha desvelado que un informe interno de la Consejería de Salud y Familias señalaba que en el laboratorio confundieron la carne infectada, fabricada por la empresa sevillana Magrudis, con la de otra firma que también se estaba analizando, lo que demoró la retirada de la venta del producto contaminado con la bacteria listeria monocytogenes, foco del brote que suma 114 afectados en Andalucía.

El portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha insistido en esta tesis. Asegura que la Junta ha trabajado «con diligencia» en el brote de listeriosis después del «error» que atribuye al Ayuntamiento de Sevilla, que inicialmente lo achacó a una fábrica de la provincia de Málaga.

«Hubo un error del Ayuntamiento, que comunicó el día 9 que el brote estaba en una fábrica de la provincia de Málaga; el día 14 rectificó y dijo que era en una fábrica de Sevilla, y cuando comunicó eso la Junta activó a las pocas horas, ya el día 15, la alerta», ha explicado Bendodo en Málaga. El también consejero de la Presidencia, Administraciones Públicas e Interior ha lamentado el primer fallecimiento por listeriosis y recuerda que «la competencia en seguridad alimentaria es del Ayuntamiento de Sevilla, como de otros ayuntamientos andaluces».

Bendodo recuerda que la competencia en seguridad alimentaria la tiene el Ayuntamiento de Sevilla

El Consistorio tiene una versión diametralmente opuesta de los hechos. En su comunicado remitido a este periódico, hace un repaso cronológico de los hechos. Asegura que el pasado 8 de agosto, a las 12.30 horas, se recibieron en el laboratorio, sin previo aviso, las primeras muestras de carne mechada remitidas por el Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte (Consejería de Salud de la Junta de Andalucía). Las muestras se recepcionaron en nevera refrigerada con un solo acta (con el número 732.512) y una petición de análisis.

Cada muestra se presentaba en una bolsa específica para la toma de muestras, cerrada con un precinto plástico inviolable e identificada por el inspector del Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte responsable de la actuación acompañada de su firma. Cada bolsa de muestra contenía la identificación del Servicio Andaluz de Salud, Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Ese mismo día, el 8 de agosto, se procedió al análisis guardando el resto de cada muestra identificado con su número de registro en refrigeración.

Un día después, el 9 de agosto, el Laboratorio Municipal comunicó telefónicamente al Distrito Sanitario responsable la posibilidad de que la muestra 700439/19 fuera altamente positiva. Es decir, detectó la bacteria en una muestra consistente en carne mechada a las pimienta y finas hierbas, que, según los datos que aportó la Inspección de la Junta de Andalucía, se correspondía con la muestra de carne de una marca comercial distinta a «La Mechá», en concreto de una empresa de la localidad malagueña de Benaoján.

El Laboratorio comunicó que mantendría informado al Distrito Sanitario sobre las preceptivas pruebas de confirmación que se realizaron durante el fin de semana correspondiente a los días 10 y 11 y al lunes 12 de agosto.

El martes día 13 de agosto desde Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte solicitan telefónicamente al Laboratorio Municipal una confirmación de las características organolépticas de esa muestra positiva en fase provisional debido a la discrepancia entre el producto identificado en la encuesta epidemiológica y la marca de carne mechada presuntamente positiva, señala el Ayuntamiento.

A las 16.14 horas el Laboratorio Municipal contacta telefónicamente con el Distrito Sanitario, al que le reitera que se trata de la muestra de carne mechada con finas hierbas y pimienta, tal y como se había comunicado anteriormente. Es en ese momento cuando el propio Distrito Sanitario manifiesta dudas sobre el etiquetado de las muestras que el mismo había enviado al Laboratorio Municipal, puesto que las muestran no correspondían con la identificación dada, de ahí que solicitara otro informe.

El miércoles día 14 de agosto el Distrito Sanitario solicitó al Laboratorio Municipal la ratificación de la información suministrada el día 13 vía telefónica mediante un informe con el fin de poder declarar una alerta sanitaria. Dicho informe fue remitido al responsable del Distrito Aljarafe Sevilla Norte.

El Laboratorio recepcionó nuevas muestras de carnes, cuatro del Distrito Sanitario y la primera del Ayuntamiento de Sevilla, procedentes de diversos establecimientos donde se han vendido carne mechada marca «La Mechá» y de domicilios particulares de afectados. Este mismo día 14, la Inspección Veterinaria del Ayuntamiento realizó la toma de muestra de cinco lotes de carne «La Mecha» y las remitió al Laboratorio para su análisis, confirmándose días posteriores que cuatro de ellas eran positivas por la bacteria.

El día 15 de agosto, el Laboratorio volvió a informar al Distrito Sanitario de Aljarafe Sevilla Norte del resultado presuntivamente positivo de las últimas muestras presentadas. Por la tarde, Salud emitió la alerta sanitaria sobre el producto contaminado. Al día siguiente, el 16 de agosto, el Laboratorio emitió un boletín provisional de las muestras y el 18 de agosto se emitió el definitivo.

Por tanto, el Ayuntamiento defiende que las muestras fueron recepcionadas siguiendo el protocolo existente en el Laboratorio, se procesaron, identificaron y analizaron una a una de manera independiente, procediendo a la apertura de la bolsa que contiene cada muestra de carne justo en el momento de su análisis.

Este informe del Negociado de Microbiología del Laboratorio Municipal ha sido hoy remitido por correo electrónico por parte del delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento, Juan Manuel Flores, a la titular de la Delegación Territorial de Salud y Familias en Sevilla, a quien solicita remisión oficial del informe interno de su departamento del que se han hecho eco algunos medios de comunicación para contrastar y aclarar posibles dudas. Flores ha defendido la profesionalidad del equipo del Laboratorio Municipal.

Desde el primer momento, señala la nota, se ha mantenido colaboración y coordinación técnica y política entre Ayuntamiento y Junta, hasta el punto de que ayer por la mañana una técnico municipal asistió a la reunión de seguimiento convocada por la Junta, en la que no se informó de ninguna incidencia al respecto de muestras o informes.

Además, el Laboratorio aún sigue realizando analíticas de las muestras que siguen llegando desde la Consejería con el ánimo de colaborar, ya que la Administración regional carece actualmente de Laboratorio acreditado en Sevilla. El Laboratorio Municipal se encuentra acreditado bajo la norma UNE-EN ISO/IEC 17025:2005 por la entidad acreditadora ENAC bajo el anexo técnico Acreditación número 1073/LE2066. En dicho anexo se recogen las técnicas para las cuales estamos acreditados y entre ellas están las empleadas en el estudio del brote, recuento de listeria monocytogenes (ufc/g) y Ausencia/presencia de Listeria monocytoges en 25 gramos y en muestras de superficies.