Clientes en una farmacia
Clientes en una farmacia - ABC
Fármacos

Andalucía cambiará las subastas de medicamentos de forma progresiva por la compra centralizada del Estado

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, asegura que esta sistema permitirá abaratar costes

ABC / A. R.V.
SevillaActualizado:

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, ha asegurado hoy que esta comunidad se sumará a la central de compras de fármacos del Ministerio de Sanidad, en la que se encuentra la mayoría de las autonomías.

Aguirre lo ha avanzado en declaraciones a los medios antes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), en las que ha dicho que esta decisión contribuirá a abaratar los costes de adquisición de medicamentos y productos sanitarios.

«No sé por qué hasta ahora no lo ha hecho pero están todas las comunidades, sin embargo, Andalucía no y a partir de ahora será una más aportando todo su potencial», ha dicho Aguirre, que se estrena en un Consejo Interterritorial como consejero.

Ha abundado en que con esta decisión se beneficiarán todas las comunidades porque al ser mayor el volumen de compra se abaratarán los costes «sensiblemente», lo cual «será muy positivo».

Habrá un periodo de transición en el que convivirán ambos sistemas porque hay subastas ya convocadas que no se van a frenar, según informaron fuentes de la Consejería de Salud. Pero la idea es sustituir a la postre el sistema de subastas por la compra centralizada.

En enero de 2012 la Junta de Andalucía implantó el sistema de la subasta de medicamentos para seleccionar entre los laboratorios los productos genéricos que deben dispensar las farmacias. Desde entonces son numerosas las voces que han censurado que este método perjudica a las farmacias y a los pacientes.

A finales de 2016, el Tribunal Constitucional desestimó el recurso presentado por el Gobierno de Mariano Rajoy contra la subasta de medicamentos. Argumentó que no existe invasión de competencias en el sistema andaluz. El Gobierno central alegaba que existía una vulneración de las competencias ministeriales, algo que el Constitucional no ha apreciado.