Sede de Andaluciía Emprende ROCÍO RUZ
Sede de Andaluciía Emprende ROCÍO RUZ
ANDALUCIA EMPRENDE

Andalucía Emprende, la superfundación de la Junta que gasta el 80% de su presupuesto en sueldos

Las cuentas autonómicas son casi la única fuente de ingresos de la sociedad de la administración andaluza

SEVILLAActualizado:

Se llama Andalucía Emprende y no existe ningún organismo dentro de la extensa administración paralela de la Junta que iguale sus números. Desde 2009 hasta el pasado junio, esta fundación creada en 1999 al margen de la Función Pública para asesorar a emprendedores sobre los trámites de puesta en marcha de negocios, ha recibido 310,72 millones de euros repartidos en 33 subvenciones concedidas por el Gobierno andaluz. Así lo revela el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, en una respuesta por escrito a una pregunta de la portavoz de Empleo del PP en el Parlamento andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, Las ayudas más cuantiosas son para financiar los gastos de estructura, funcionamiento y desarrollo de los programas de la cultura emprendedora.

Las cuentas autonómicas constituyen la principal y casi única fuente de ingresos de esta entidad adscrita a la Consejería de Economía y Conocimiento. Casi ocho de cada diez euros que gestiona (32,14 millones de un presupuesto que supera los 41) se destinan a pagar las nóminas de sus 963 trabajadores. Cuenta, además, con una red de instalaciones compuesta por 215 Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial, los denominados CADE, atendidos por equipos técnicos «cualificados de especialistas», según difunde en su página web, y 880 oficinas repartidas por todo el territorio andaluz.

Grasa acumulada

En pleno debate sobre la necesidad de eliminar la grasa acumulada durante varias décadas de expansión del sector público andaluz, Andalucía Emprende verá aumentada en un 12,7% la asignación de la Junta, que pasa de los 31,2 millones de 2015 a una subvención de 35 millones para este año.

El volumen de fondos que mueve la mayor fundación de la Junta dejó asombrado al juez de lo Social número 2 de Córdoba, Manuel Oteros Fernández, quien en una sentencia expresó su desconcierto por el «dineral» (así lo calificaba) que cuesta «al sufrido contribuyente» Andalucía Emprende. «No cabe imaginar empresa pública con menos control y más ineficiente», advertía en una resolución firmada el 14 de enero de 2014 por la que avalaba el despido de un técnico por compaginar durante más de un año el trabajo en Andalucía Emprende con su representación como abogado en casi sesenta pleitos contra la Junta.

La Cámara de Cuentas reveló que durante nueve años estuvo contratando a su personal sin norma de selección. No se reguló hasta 2008. En su plantilla conviven 600 técnicos con condiciones y sueldos muy desiguales y sin el paraguas de un convenio colectivo.

El presidente del Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF), José Manuel Mateo, denunció que Andalucía Emprende «ha venido a cubrir, como otras fundaciones, las necesidades de recolocar a todo el personal que ha dejado de prestar servicio en los partidos que están en la Junta».

La Junta defiende su utilidad

El papel desempeñado por la Fundación Andalucía Emprende monopolizó una comparecencia del consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, en el Parlamento el pasado 28 de octubre, en la que éste defendió su utilidad. Para valorar sus resultados, empleó cifras redondas: desde 2009 «son más de 80.000 las empresas creadas, más de 100.000 empleos generados, con una inversión inicial de 1.239 millones de euros, 100.000 personas emprendedoras formadas...»

El diputado del PP Miguel Ángel Torrico le recordó «los numerosos altos cargos del PSOE vinculados a directivos de la fundación». Ramírez de Arellano respondió, respecto a esta crítica, que «entiendo que es lo normal que sean del partido y el resto son promoción interna». «Es algo que entra dentro de lo normal», zanjó.