La consejera de Salud, Marina Álvarez, junto al equipo de médicos y el paciente trasplantado
La consejera de Salud, Marina Álvarez, junto al equipo de médicos y el paciente trasplantado - VANESSA GÓMEZ
ANDALUCÍA

Andalucía tiene 18.000 centímetros cuadrados de piel disponibles para trasplantes

Pulveriza sus propios récords de donaciones con 573 trasplantes en el primer semestre de este año, un 19% más

SEVILLAActualizado:

Francisco Fernández fue una de las víctimas del incendio del hotel 100% Fun de Tarifa del que se acaba de cumplir el primer aniversario y en el que fallecieron dos trabajadores. El accidente que sufrió fue tan grave que los médicos le dijeron a sus padres que no superaría las 48 horas de vida. Pero no sólo las superó sino que ahora luce sonriente su nueva piel. Y ayer era la voz y el rostro de la Consejería de Salud para explicar la importancia de la donación.

«Tengo injerto de mi propia piel en la mano y el brazo derecho y piel cultivada en mis dos piernas. Tras trece operaciones, ahora voy al gimnasio y estoy recuperando la elasticidad que tenía antes del accidente», explicaba ayer tras dar las gracias a los médicos que le han salvado la vida y que también comparecieron ante los medios.

El doctor Tomás Gómez Cía, jefe de la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Virgen del Rocío, explicaba la importancia de contar con donantes de piel, una modalidad que sólo se puede llevar a cabo con cadáveres. «Cuando un paciente sufre una quemadura que supone más de un 40% de su superficie corporal, debemos retirarla en los primeros días pero necesitamos sustituirla por otra piel para evitar infecciones, sequedad, pérdida de calor e iones. Este trasplante es crucial para la supervivencia».

A partir de ahí, el Banco Andaluz de Piel, mediante técnicas pioneras, es capaz de cultivar hasta un metro cuadrado de piel a partir de una pequeña muestra del paciente, un proceso que tarda unas cuatro semanas. Lo habitual es que entonces se retire la piel ajena trasplantada y se sustituya por la cultivada.

El Banco Andaluz de Piel cuenta con una reserva de 18.000 centímetros cuadrados de piel lista para ser usada en grandes quemados pero la Coordinación de Trasplantes del SAS, que ahora dirige el doctor Juan José Egea Guerrero (por la jubilación de Manuel Alonso), pero es importante concienciar a los andaluces de la necesidad que incrementar también la donación de tejidos.

Andalucía es una de las comunidades más solidarias de la Unión Europea. Las tasas de donantes la hacen situarse a la cabeza de un ranking del que se puede alardear porque tiene es de 53,9 donantes por millón de población, superando el objetivo fijado por la Organización Nacional de Trasplantes para 2022 , que es de 50 millones de donantes por millón de población. Y está, además, muy por encima de la media de la Unión Europea, que es de 21,5 donantes por millón de población, y de Estados Unidos, que es de 30,8 donantes por millón.

La decisión de las familias y el trabajo de los profesionales sanitarios han propiciado que en los seis primeros meses del año se hayan realizado en Andalucía un total de 573 trasplantes de órganos, un 19% más que en el mismo período de 2017, (93 trasplantes en términos absolutos). La mayoría de ellos son de riñón (7 a niños) seguidos por los de hígado (142) y corazón y pulmón (24 cada uno).

El Virgen del Rocío, líder

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla es el que más trasplantes realiza (190), seguido del Regional de Málaga (142), el Reina Sofía de Córdoba (118).

Uno de los datos más relevantes del balance de este primer semestre es el aumento de las donaciones de tejidos que pueden ser córneas (que curan varios tipos de ceguera), huesos y tendones (que se emplean en patología tumoral pero también en cirugía de columna y cadera), injertos vasculares, membrana amniótica y piel. En este semestre se han registrado 122 donaciones de tejidos que han beneficiado a 3.429 pacientes que han recibido algún tipo de implante, lo que supone un 85% más en tan solo un año.

Las deficiencias en Guadalhorce y La Línea

La consejera de Salud, Marina Álvarez, respondió ayer a las denuncias publicadas por ABC sobre las deficiencias en los nuevos hospitales inaugurados por el SAS. Sobre el de Guadalhorce, Marina Álvarez se comprometió a que la obra de Endesa estará terminada en tres meses y en dos semanas más se podrán abrir los quirófanos, por lo que a final de año estará totalmente operativo. Sobre el centro de La Línea, la consejera explicó que se está abriendo progresivamente, «hay cuestiones que resolver pero no problemas de calidad ni de seguridad. Hay una alta satisfacción en los profesionales sanitarios».