Los análisis han puesto el foco sobre estos dos productos, que se suman a la carne mechada
Los análisis han puesto el foco sobre estos dos productos, que se suman a la carne mechada - ABC

Detectan listeriosis en partidas de «lomo al Jerez» y «lomo a la pimienta» de Magrudis

El Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía ha informado que estos dos productos, comercializados por la misma empresa de «La Mechá», han dado positivo

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, encargado de los análisis de los productos sospechos en la gestión del brote de listeriosis en Andalucía han informado este viernes de que hay otros dos productos de la fábrica Magrudis y la marca «La Mechá» que también están contaminados por esta bacteria que, por el momento, se ha cobrado dos muertos.

En concreto, ha indicado Juan Flores, delegado de Salud del Ayuntamiento de Sevilla, se trata del lomo al jerez y el lomo a la pimienta. Flores ha querido dejar claro que estos resultados, aunque se espera que se confirmen, son por ahora preliminares. En todo caso, según fuentes de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, la alerta sanitaria que por ahora pesaba sobre la carne mechada -que era el único foco conocido de listeriosis- se podría ampliar al resto de productos.

Con estos datos, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha ampliado la alerta a otros doce productos de la marca «La Mechá», después de que la Junta de Andalucía le haya notificado que extiende el aviso tras el brote de listeriosis.

Según esta notificación, todos los lotes de los siguientes productos se incluyen en la alerta: crema de carne mechada 250 gramos; crema de carne mechada 465 gramos; manteca colorá 250 gramos, manteca colorá 465 gramos; pringá estilo casero 250 gramos.

También pringá estilo casero 465 gramos; zurrapa de hígado 250 gramos; zurrapa de hígado 465 gramos; Zurrapa lomo blanca 250 gramos; Zurrapa lomo blanca 465 gramos; zurrapa lomo roja 250 gramos, y zurrapa lomo roja 465 gramos.

La distribución de estos doce productos se ha realizado mayoritariamente en Andalucía y en menor proporción en Madrid y Cataluña.

Cabe recordar que Junta y Ayuntamiento de Sevilla ya retiraron del mercado la carne sospechosa, pero no el resto de productos. Sí que se paralizó la actividad de la fábrica, origen de la infección, han señalado desde la Junta de Andalucía.

En cuanto al foco dentro de la fábrica, no hay por el momento resultados completos. Sí que se sabe que las agujas con las que se inserta la grasa a la carne para mecharla han dado positivo y son uno de los orígenes. Pero esas agujas se usan antes de que la carne pase por le horno. ¿Por qué este detalle es fundamental? Porque el calor del horno, que alcanza más de 80 grados, mata la bacteria. Así, si la infección llegó al consumidor, tiene que haber necesariamente otro foco de infección tras el horno, por lo que las agujas no serían el único material infectado de listeria en la fábrica de Sevilla.

Según sospechan desde la administración, la infección debía de ser general. Aunque están investigado este extremo, los expertos aseguran que debía de haber varios puntos de infección para que tanto la carne como el lomo se infectaran.

Obra sospechosa

Una de las sospechas, que aún no han sido aclaradas, indican que hay un posible foco de infección. Se trata de unas obras de ampliación que llevó a cabo Magrudis y que comunicó, una vez hechas, a finales de julio. Cabe recordar que el 14 de agosto se decretó la alerta sanitaria.

Según la Junta de Andalucía, la normativa indica que las fábricas de alimentos deben comunicar antes de realizar alguna obra para obtener permiso a la administración. Y, una vez hecha la obra, pasar una inspección que certifique que todo está conforme a la normativa. Ninguna de esas cosas pasaron en la empresa sevillana. Según han explicado desde el Ayuntamiento, ellos recibieron el 31 de julio la notificación de la ampliación de la nave donde se fabrica la carne mechada y el resto de productos cárnicos. Pero no llegó un permiso antes de esa fecha.

Cuando se acudió a la planta tampoco fue para la comprobación de esta obra, sino que fue ya cuando, decretada la alerta por listeriosis, había que investigar el foco.