La presidenta de Andalucía junto al de Asturias en una conferencia en el Senado
La presidenta de Andalucía junto al de Asturias en una conferencia en el Senado - JAIME GARCÍA

Asturias y Murcia dejan en evidencia a Susana Díaz con bajadas del impuesto de sucesiones

La reforma que ultima Javier Fernández con el PP agranda el agravio de los andaluces al heredar

SEVILLAActualizado:

En el ranking de las comunidades donde sale más caro recibir una herencia los primeros puestos tradicionalmente han estado reservados a las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y el Principado de Asturias. Pero esta situación está a punto de cambiar. Si, como todo apunta, sale adelante la reforma del impuesto de sucesiones que el Gobierno del socialista Javier Fernández ha pactado con el Partido Popular, Asturias se apeará en breve de los primeros puestos de la tabla. Quedará así más patente el agravio comparativo que sufren los andaluces con respecto a los residentes en otras regiones que aplican más bonificaciones y reducciones en este tributo cedido por el Estado a las autonomías.

La modificación a la baja de las sucesiones en Asturias aumenta la presión sobre el Gobierno de Susana Díaz, cuando más cuestionada está su política fiscal. A las campañas de recogidas de firmas y las peticiones de eliminación se suma la indignación que ha prendido en las principales ciudades andaluzas en forma de concentraciones espontáneas frente a los ayuntamientos.

Condición del PP

El acuerdo asturiano está muy avanzado. La rebaja del impuesto de sucesiones y donaciones fue una de las condiciones que puso el PP al gobierno en minoría de Fernández para apoyar los presupuestos autonómicos de 2017, que salieron adelante con los votos del PSOE, PP y Ciudadanos.

El Ejecutivo asturiano trabaja a marchas forzadas para tener listo en abril el anteproyecto de ley para la reforma de tributo, con idea de que sea aprobado por el Consejo de Gobierno y entrar en la Junta General el próximo mes.

De padres a hijos quedarán libres de pagar el impuesto cuando la herencia no supere los 300.000 euros

La consejera de Hacienda del Principado, Dolores Carncedo entregó el pasado día 10 el borrador del texto elaborado por su departamento a la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández. El texto recoge las rebajas pactadas a finales del pasado año. La principal novedad de esta modificación legal consiste en que los parientes directos (hijos, padres y cónyuges) quedarán libres de pagar el impuesto cuando la herencia no supere los 300.000 euros. Actualmente, el mínimo exento de tributar estaba en 200.000 euros. En Andalucía, el tope para familiares directos (Grupo I y II)está en los 250.000 euros por heredero desde el pasado 1 de enero (anteriormente el límite era de 175.000 euros). Además, para bases imponibles de entre 250.000 y 350.000 euros, los 200.000 primeros estarían exentos.

El acuerdo que ultima el Gobierno asturiano resulta más ventajoso para el contribuyente en este aspecto, incluso después de la rebaja pactada por la Junta de Andalucía con Ciudadanos. Este plus de presión llega desde un gobierno del mismo signo político, que está dirigido por el también presidente de la Gestora del PSOE y uno de los barones que mejor relación tienen con Susana Díaz.

Al igual que ha sucedido en Andalucía, el Gobierno asturiano también ha sido blanco de las protestas ciudadanas por el cobro de este tributo. Ayer, un día después de que las protestas andaluzas, decenas de asturianos se concentraron frente a varios ayuntamientos, tras una convocatoria que se difundió a través de las redes sociales y que no partió de la plataforma ciudadana que en Asturias promueve su supresión con más de cien mil firmas.

El acuerdo alcanzado entre el PSOE asturiano y el PP también recoge un cambio sustancial en el tratamiento fiscal de la vivienda habitual heredada. Hasta ahora, los herederos tenían que pagar un recargo si vendían el inmueble en un plazo inferior a diez años. Cuando entre en vigor la reforma, será obligatorio mantener la vivienda durante al menos tres años, el mismo plazo establecido actualmente en la norma andaluza. Además, habrá una segunda fase de reducciones que incluirá bonificaciones especiales en herencias de explotaciones agrarias para frenar el desploblamiento rural.

Eliminarlo en Murcia

Asturias no es la única región que ha reaccionado ante la rebelión social. El Gobierno que preside en Murcia Pedro Antonio Sánchez (PP) está decidido a eliminar el cuestionado Impuesto de sucesiones para el ejercicio de 2018. La portavoz del Ejecutivo murciano, Noelia Arroyo, anunció que a partir de dicha fecha el tributo será historia porque considera que es un gravamen «injusto» que «debía eliminarse por completo».

Los afanes de la Junta de Andalucía van por otros derroteros. Acaba de lanzar una campaña de publicidad institucional para convencer a los andaluces de las bondades del impuesto a la vez que trata de derivar las críticas hacia el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Dentro de esta estrategia, la consejera andaluza de Hacienda,María Jesús Monter, ha pedido por carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que «se quede» con el impuesto a cambio de recibir, vía transferencia, los fondos que dejaría de percibir.