La policía alemana pasea por un mercado navideño.
La policía alemana pasea por un mercado navideño. - EFE
Policía

Berlín busca policías en Andalucía: «Mucha gente joven está sentada en la calle»

El cuerpo de la capital alemana tiene problemas para captar agentes y ha pensado en reclutar en el sur de España

Actualizado:

La Policía de Berlín tiene problemas para reclutar nuevos agentes y para revertir esta situación ha lanzado un guante al sur de España, donde la capital de Alemania ha puesto su interés para captar personal. La presidenta del cuerpo de la ciudad-estado de Berlín, Barbara Slowik, ha sido quien ha lanzado la idea en una reunión con la prensa local.

Slowik reconoció que para la Policía berlinesa no está resultando fácil cumplir su compromiso de contratar a 2.000 nuevos agentes durante la próxima década, y su solución podría estar en Andalucía, precisamente por las elevadas tasas de desempleo de esta comunidad autónoma.

«Sé que, por ejemplo, en Andalucía mucha gente joven está sentada en la calle», afirmó la presidenta del cuerpo, según las notas publicadas por el diario Berliner Kurier. Es solo «idea dentro de una batería de ideas», matizó un portavoz de la Policía de Berlín, que insistió en que se trata de «un ejemplo de medida». No hay ningún plan concreto. Pero tampoco se descarta.

La Policía de Berlín, de momento, no se ha puesto en contacto con las instituciones españolas ni con la Agencia Federal de Empleo alemana, que dispone de una central de mediación internacional para personal cualificado, la ZAV; si bien la opción de contratar a españoles es legal y factible.

De hecho, los ciudadanos comunitarios tienen la posibilidad de presentarse a estos procesos públicos de selección de personal de la administración. Ciudadanos croatas y rumanos ya operan en las fuerzas de seguridad berlinesas. Y el idioma, según la propia presidenta policial, tampoco debería ser una barrera, pues los candidatos podrían aprenderlo en sus países de origen.

Slowik, licenciada en derecho, llegó al cargo en abril pasado como experta en la lucha contra el terrorismo y en desradicalización, y es la primera mujer en ocupar la presidencia de la Policía de Berlín y la primera persona en acceder a este puesto sin ser policía.