Jesús Maeztu, en el Pleno del Parlamento de Andalucía
Jesús Maeztu, en el Pleno del Parlamento de Andalucía - Raúl Doblado
PLENO EN LA CÁMARA

Bloqueo al cambio de cargos en los órganos que dependen del Parlamento de Andalucía

Han caducado la Cámara de Cuentas, el Audiovisual, la RTVA y el Defensor del Pueblo

SevillaActualizado:

La renovación de cargos en los cuatro órganos que dependen del Parlamento andaluz está completamente bloqueada. Ayer expiró el mandato de cinco años del actual Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, quien, no obstante, se mantendrá en su puesto hasta que la Cámara elija a su sustituto, de manera interina, o acuerde su continuidad.

A la Oficina del Defensor del Pueblo se suman otros órganos de crucial importancia como la Cámara de Cuentas de Andalucía, el Consejo de Administración de la RTVA o el Consejo Audiovisual. Todos órganos de control de las administraciones públicas cuyo fin fundamental es garantizar la imparcialidad y la pluralidad, en el caso de Canal Sur y el consejo Audiovisual, o verificar las cuentas de todas las administraciones públicas, como es el caso de la Cámara de Cuentas.

El reparto de puestos —y el consiguiente equilibrio de fuerzas— necesita de una mayoría cualificada en el Parlamento andaluz y responde, en su mayoría, a los resultados de las urnas de 2011. Eso significa que sólo están representados el PSOE, el PPe Izquierda Unida mientras que permanecen fuera los diputados de Podemos y Ciudadanos.

En varias ocasiones se han iniciado conversaciones informales para la renovación de estos órganos, si bien nunca han llegado a buen puerto y se mantienen a los mismos cargos, aunque con los mandatos caducados.

Es necesario un amplio acuerdo de todos los grupos del Parlamento andaluz para renovar a las personas que, a propuesta de los partidos, ocupan estos puestos.

La portavoz adjunta de Podemos, Esperanza Gómez, acusaba ayer al Gobierno andaluz de «antisistema» por «bloquear sistemáticamente» la renovación de órganos de extracción parlamentaria cuyo mandato ha expirado, «hurtando así la participación de todos los andaluces que votaron a otro partido que no era el PSOE de Andalucía» en la pasadas elecciones autonómicas.

Gómez advertía de que estos órganos «no se renuevan por el bloqueo expreso del PSOE de Andalucía y del Gobierno de Susana Díaz», que con esta actitud «devalúan la democracia andaluza a niveles más propios de otro tipos de regímenes, más propio de la dictadura». «Es muy serio que el PSOE, de manera sistemática, se niegue y bloquee la renovación de órganos que deberían representar a todas las fuerzas y hacerlo denota que aprecia muy poco la calidad democrática», ha sostenido la parlamentaria de Podemos, que también criticaba que el presidente de la Cámara, Juan Pablo Durán, no propicie el acuerdo entre las fuerzas porque «está al servicio del PSOE».

También criticaba a Ciudadanos, a quien acusaba de ser «cooperador necesario» para los planes de los socialistas. «No hay ninguna voluntad de renovar estos órganos porque no les conviene en esa patrimonialización. Es un verdadero escándalo democrático».