Ogazón con una enseña nacional tras ganar un campeonato de canoa - ABC
Entrevista con los sevillanos

El campeón de piragüismo de España: «Nos trataron como si lleváramos armas»

Pablo Ogazón y Carlos Sánchez, del Círculo Mercantil de Sevilla, fueron obligados a quitarse la bandera nacional

SevillaActualizado:

Ambos tienen 14 años y muchas horas de pala a sus espaldas. Pablo Ogazón y Carlos Sánchez. Campeones de España en diferentes modalidades de piragüismo, estos dos deportistas casi profesionales aún no se creen lo que ha pasado. En Mequinenza, Zaragoza y Verducido, Pontevedra, los delegados de la Federación de Piragüismo les obligaron a despojarse de la bandera nacional que llevaban sobre sus hombros si querían recoger los trofeos obtenidos. Los dos compiten bajo la enseña del club del Círculo Mercantil de Sevilla, cuya directiva les ha apoyado sin fisuras.

¿Cómo os sentisteis cuando os obligaron a quitaros la bandera?

Ogazón responde que «la primera vez sentí impotencia y mucha pena. La segunda fue aún peor, porque nos trataron como si lleváramos armas. No tengo palabras para describirlo porque no lo entiendo». Sánchez afirma que «muy mal, con impotencia. Muy dolido».

Carlos Sánchez en una competición deportiva
Carlos Sánchez en una competición deportiva - ABC

¿Volveríais a hacerlo?

«Claro que lo intentaría, porque es una costumbre que tenemos los deportistas: llevar la bandera de nuestro club y de nuestro país a los campeonatos en los que participamos. Lo hemos hecho en ocasiones anteriores y nunca antes había originado problema. Siempre haré lo que diga nuestro club», señala Ozagón. «Haremos lo que diga el presidente de nuestro club, según las consultas que se han hecho a la Federación», responde Carlos.

¿Qué han dicho vuestros amigos cuando se han enterado de esto?

«No se lo creían. En los propios campeonatos los asistentes tampoco. Cuando nos obligaron a dejar la bandera el público abucheó a la Federación y luego, al entregarnos las medallas, nos aplaudieron a nosotros y nos felicitaron», apunta Pablo. Su compañero de batallas opina lo mismo: «No lo entienden y les parece mal».

¿Cuánto tiempo dedicáis a entrenar?

«Piragua durante dos horas y media cada día, aunque también practico y entreno rugby. Sólo descanso algún domingo cuando no tengo partido», explica Pablo Ogazón. Las mismas que su correligionario Carlos casi todo el año, «aparte de las jornadas de competición».