Un fotograma de la serie
Un fotograma de la serie - ABC
TELEVISIÓN

Un colectivo de gitanas andaluzas tacha como «denigrante» el programa de TV «Los Gipsy King»

Piden amparo a la Federación de Asociaciones de la Prensa para que cumpla un código deontológico

SEVILLAActualizado:

El programa de televisión «Los Gipsy Kings» que Cuatro emite sobre los gitanos basado en docu-reality, género de televisión que se encarga de documentar situaciones sin guión y con ocurrencias actuales, ha levantado múltiples protestas en el propio colectivo. Este mismo martes la Federación Andaluza de Mujeres Gitanas (Fakali) hizo pública una queja ante el «trato denigrante» del espacio televisivo ante la Comisión de arbitraje de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), que vela por el cumplimiento del Código Deontológico. Según esta asociación andaluza, se ha admitido a trámite y tras ser examinada se propondrá la resolución que proceda.

[La Fundación Secretariado Gitano realiza este vídeo como una contracampaña a la imagen que se da en televisión bajo el nombre de #TelebasuraNoEsRealidad].

Para Fakali, «la continuidad en antena de la serie no reportaría ningún beneficio para erradicar la fuerte discriminación de la comunidad romaní en nuestra sociedad». Para las mujeres gitanas andaluzas de esta asociación «este es un paso más en los distintos frentes burocráticos que tenemos abiertos, porque seguiremos luchando para que se respete la dignidad del pueblo gitano».

«Estas prácticas contribuyen a la solidificación de los estereotipos, prejuicios y peores sentimientos colectivos», señalan

Desde las diferentes ONG que forman parte del Consejo Estatal del Pueblo Gitano emitieron también un duro comunicado en el que afirmaban que «no podemos sino reiterar, con cierto hastío, nuestra repulsa ante este tipo de iniciativas que utilizan de manera frívola y morbosa la ya denostada imagen social de nuestro pueblo y, especialmente, de las mujeres gitanas. Estas prácticas contribuyen a la solidificación de los estereotipos, prejuicios y peores sentimientos colectivos hacia cientos de miles de personas corrientes, de carne y hueso, que luchan por salir adelante como las demás: las personas gitanas».

«Lo hemos repetido en numerosas ocasiones -continúa la misiva-, cuando aparecen emisiones de este tipo, cuya intención no es otra que ofrecer carnaza sensacionalista al público mayoritario sin importar las consecuencias, todo nuestro trabajo de décadas por la superación de los muros levantados por el odio racista, se vuelve inútil».

Este periódico se puso en contacto con la productora del programa, La Competencia Producciones, para recabar su opinión sobre la negativa reacción de los colectivos gitanos, pero no obtuvo ninguna declaración.