Un quirófano a pleno rendimiento
Un quirófano a pleno rendimiento - S. R.
SANIDAD

Los colegios de médicos advierten que el SAS debe informar si el doctor no tiene título homologado

«La colegiación es una garantía para el paciente; hay 40.00 médicos ejerciendo legalmente»

SEVILLAActualizado:

Solo uno de cada cuatro médicos extracomunitarios consigue convalidar su título de especialista en España. Son datos del Ministerio de Salud, que expone que tienen 2.700 expedientes por estudiar aún. Entre esos casos están los 60 médicos que trabajan en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) sin tener el título convalidado, como reconoció la consejera del ramo, Marina Álvarez, la pasada semana.

Algunas fuentes sanitarias sospechan que son bastantes más los médicos extranjeros trabajando en el SAS que no tienen su especialidad homologada. Y hablan también de «médicos que ni siquiera tienen el título de medicina en orden».

Los 60 médicos que la consejera reconoce que están trabajando fuera de la normativa (que les obliga a tener título válido y estar colegiados) están solo a la espera del proceso de homologación. El doctor Juan Antonio Repetto, presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), explica que eso no es exactamente así. «Tienen pedida la homologación, pero eso no quiere decir que se la vayan a dar. Se la pueden conceder... o no». Si el 75 por ciento de las peticiones en este sentido se deniegan, solo hay que hacer cuentas.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos J.M. SERRANO

El doctor Repetto rechaza que se contrate a gente sin título porque no hay profesionales disponibles. «Es como si se coge a uno que pasa por la calle para llevar un bus escolar. Un peligro, hay que tener unos títulos, una experiencia». Con los médicos pasa lo mismo.

Admiten desde el CACM una opción válida para sortear la falta de médicos especialistas. «Tendrían que cumplir tres condiciones. Que tengan el título de Medicina homologado, que estén colegiados y que acrediten experiencia en la especialidad en la que se le va a contratar de forma puntual», explica Repetto.

«Y, sobre todo, que se informe al paciente y sea él quien acepte o no a ese médico». Este punto es fundamental para Repetto. El paciente debe saber, opina, si quien le trata no tiene el título en orden.

Desde el sector sanitario la sospecha es que la Junta lo que quiere es «que abran la puerta a especialistas extracomunitarios más baratos y que pongan menos problema de tipo laboral que solucionar realmente el problema de la falta de especialistas».

La famosa «fuga de batas», que hace que los MIR andaluces se marchen a regiones como Murcia o Portugal porque pagan más y les ofrecen contratos más largos. Desde el CACM insisten:«La colegiación es garantía para el sistema pero también para el paciente, que sabe que su médico tiene todos los papeles en regla».