Fachada del edificio principal de la Agencia IDEA, en la Cartuja de la capital hispalense
Fachada del edificio principal de la Agencia IDEA, en la Cartuja de la capital hispalense - RAÚL DOBLADO
ADMINISTRACIÓN PARALELA

El Consejo Social cuestiona que la Junta de Andalucía mantenga dos agencias realizando las mismas funciones

Avisa de que los gastos de personal de Andalucía Emprende «absorben la totalidad de los recursos económicos» para ejecutar la ley de emprendimiento

CÓRDOBAActualizado:

El Consejo Económico y Social de la Junta de Andalucía ha detectado ciertas anomalías en el anteproyecto de Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, el último proyecto en materia de Empleo que pretende poner en marcha el Gobierno autonómico.

Según el dictamen de este órgano consultivo, al que ha tenido acceso ABC, el desarrollo de esta iniciativa por parte de la futura agencia Andalucía Emprende —que actualmente funciona como una fundación autonómica— incurre en una «duplicidad de funciones», ya que su objeto es similar al que ya viene realizando la la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), la agencia encargada de impulsar la actividad económica en la Comunidad.

Además, este documento advierte de que la futura Agencia Andalucía Emprende «absorbe la práctica totalidad de los recursos asignados» para poner en marcha esta nueva norma de apoyo a emprendedores.

El anteproyecto, a tenor de lo que el Consejo Social pone sobre la mesa, viene a decir, en resumidas cuentas, que la Junta pretende realizar una fuerte inversión en algo que ejecuta otra agencia pública. Siguiendo al pie de la letra lo que recoge el dictamen del Consejo Social, «se observa una posible duplicidad de competencias en materia de empresas que pone de manifiesto un problema de coordinación con la Agencia IDEA».

El mismo órgano va incluso más lejos y manifiesta que «no se aprecia que se hayan corregido las observaciones de posibles disfuncionalidades, que señalaba el escrito de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio en su informe dentro del trámite de audiencia, de fecha 16 de mayo de 2016, entre el entonces artículo 10 (ahora 11) sobre los fines de Andalucía Emprende».

Es decir, que ya se sabía que había posibles duplicidades antes de llegar al Consejo Social. De hecho «el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) también hace una advertencia similar».

El órgano consultivo avisa de que las mismas funciones ya las viene realizando la Agencia IDEA

Pero hay más. El análisis del Consejo Social aborda asimismo las consecuencias económicas que puede deparar la puesta en marcha de esta nueva agencia. En concreto, apunta que «el anteproyecto se orienta principalmente a garantizar un derecho individual en igualdad de oportunidades y a articular una herramienta para ofrecer dicho derecho: la Agencia Andalucía Emprende».

Añade que «la memoria económica del anteproyecto de ley de la Secretaría General de Economía de la Junta de Andalucía refleja el protagonismo de la agencia que absorbe la práctica totalidad de los recursos económicos asignados».

Falta de participación

El dictamen apunta además a otros aspectos que podrían resultar controvertidos, como la exclusión de la Universidad y la Educación en general en el anteproyecto de ley. «Es conveniente que el sistema educativo y las universidades participen activamente en la formación para emprender y que se potencien los instrumentos de transferencias de conocimientos entre universidades y empresas», expone.

Con relación al Plan General de Emprendimiento, el Consejo Social precisa que se debe incluir la participación de las universidades y su conexión con el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020. Propone además que su estructura sea más flexible.

Recomienda que en el mismo participen no sólo las administraciones públicas implicadas sino el resto de agentes del sistema andaluz junto con expertos de reconocido prestigio profesional y académico en el campo del emprendimiento.

Dada la importancia que tiene el plan para la operativa de toda la ley, debe recogerse un plazo cierto para su entrada en vigor y seguimiento. Demanda más control y participación en definitiva, aspectos que no refleja bajo ningún concepto la iniciativa de la Junta.

Del dictamen del Consejo Social se deduce que el anteproyecto de ley de la Junta tendría como objetivo prioritario convertir la Ley del emprendimiento en la Ley de Andalucía Emprende. Hay que recordar que desde el pasado verano la Junta ha intentado impulsar la Ley de Emprendimiento, si bien agentes sociales consultados por este periódico manifiestan que la iniciativa apenas plantea nada para los emprendedores de Andalucía.

Otro de los objetivos que podría perseguir el proyecto de la Junta es generar un nuevo nicho de empleo, si bien sus funciones no tendrían sentido al existir una agencia que ya realiza las mismas funciones.