Sala de espera de las urgencias del Hospital de Úbeda donde el 21 de diciembre falleció una señora tras doce horas de espera
Sala de espera de las urgencias del Hospital de Úbeda donde el 21 de diciembre falleció una señora tras doce horas de espera - ABC
SANIDAD

Denuncian falta de médicos en Antequera y de enfermeros en Úbeda

Son los centros en los que han muerto dos personas en las salas de espera de las urgencias

SEVILLAActualizado:

A las urgencias del Hospital de Antequera, donde un hombre estuvo cinco horas con un ictus en la sala de espera, le faltan al menos dos médicos. Es la denuncia que hizo ayer el Sindicato Médico en la ciudad, que mostró prudencia sobre el caso de Ángel, el hombre que falleció presuntamente por los daños irreversibles que le ocasionó el abandono con un infarto cerebral en la citada sala de espera –según denuncia el Defensor del Paciente–.

«Hay que esperar a la investigación. El Servicio Andaluz de Salud está buscando esclarecer lo sucedido», aseguró Pepe Espinosa, uno de los representantes sindicales en el centro hospitalario.

Sólo en el Hospital de Antequera hacen falta, además de los dos doctores en Urgencias, un dermatólogo, un urólogo al 33 ó 50 por ciento y un anestesista, que se está buscando tras la jubilación del profesional que ocupaba la plaza. El servicio está desbordado. «Las personas culpan a los médicos, porque son los que dan la cara y los que asumen la responsabilidad», apuntó Espinosa, que añade que el médico es el que «siempre se la juega».

Mucha presión

Los profesionales están sujetos a un gran estrés, con varias citas en el mismo minuto —según este sindicato—. «Hay una presión que no se puede aguantar, mientras que los políticos se dedican a cambiar de nombre a los hospitales», aseguró Espinosa en relación a la búsqueda de culpables entre los facultativos por el caso de Ángel y al cambio de denominación del hospital Carlos Haya por la Ley de Memoria Histórica.

«Hay cosas más importantes», abunda el sindicalista. «El tema del ictus está en el juzgado, pero no sería raro que se investigue la actuación de los médicos», señaló Manuel Resa, representante de Atención Primaria en el Sindicato Médico de Antequera.

Atención Primaria

La zona esta falta de médicos de familia y de profesionales de Atención Primaria. «Hacen falta un 25 por ciento más para poder dar un servicio mínimo», explicó Manuel Resa, quien asegura que las Urgencias se saturan porque no hay un profesional que visite a los enfermos antes y todos acuden allí. «Los pacientes llegan al hospital, en muchos casos, porque no hay un profesional que los pueda atender antes en los centros de salud».

Enfermeros

El Satse, por su parte, advirtió de la escasez de recursos de enfermería en las urgencias del Hospital de Úbeda, donde el 21 de diciembre murió una mujer tras doce horas de espera para ser atendida.

«Un estudio de la UE ha demostrado que la falta de enfermeros dispara la mortalidad en los sistemas sanitarios». Satse señala que en los últimos años se ha ampliado el número de médicos en urgencias en este centro, mientras que el de enfermeras se ha mantenido igual desde hace diez años. «Esta desigualdad provoca un aumento de las cargas de trabajo, con el añadido de que el envejecimiento de la población y la alta demanda de las urgencias, generan más cargas de trabajo para enfermería».

Caos en el Virgen de las Nieves

Tampoco la situación es muy buena en Granada según denuncia la Junta de Personal del Hospital Virgen de las Nieves que ha enviado un escrito a la gerente denunciando la falta de previsión. «El incremento de la presión asistencial por la gripe ha provocado, un año más, el colapso y la saturación del servicio de urgencias».

«Los profesionales están absolutamente desbordados, pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas superiores a las 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad. Hay falta de profesionales y de medios».