Detenida una mujer por una falsa denuncia de malos tratos

Llegó a reconocer delante de los agentes que lo que deseaba era «buscarle la ruina» a su marido

cádiz Actualizado:

La Policía Nacional ha procedido a la detención de una mujer de 38 años acusada de simular un delito de malos tratos en el ámbito familiar en La Línea de la Concepción, llegando a reconocer delante de los agentes que lo que deseaba era "buscarle la ruina" a su marido.

Según ha explicado la Comisaría linense en un comunicado, la Policía Local recibió una llamada telefónica, procedente del Centro Médico de la zona de Poniente, a fin de se personen en las dependencias médicas, donde se encuentra una mujer con diversas erosiones en el rostro y que asegura que las lesiones se las ha producido su pareja, que, además, se ha llevado a sus hijos de siete y ocho años, respectivamente, del domicilio familiar.

Una vez en la Comisaría, la mujer denunció que su pareja, a raíz de una discusión, la había abofeteado varias veces en la cara y, a continuación, le había arrojado un cristal que impactó en su rostro, produciéndole diversos cortes tanto en la cara como en el pecho, lesiones éstas que acredita mediante parte facultativo.

Igualmente, manifiesta que la noche anterior, cuando rezaba en la cama, su pareja le dijo que se callara, propinándole un puñetazo en la boca. Por último, declaró que temía por su vida. A la vista de esta denuncia, los funcionarios policiales se personaron en el lugar de trabajo del presunto agresor, un pequeño negocio de ultramarinos, con el fin de esclarecer los hechos.

Allí se encuentra el denunciado con sus dos hijos, los que libremente manifiestan que su padre no había pegado a su madre, que era ella la que lo había perseguido con un cuchillo y que ella se había autolesionado con un cristal. El padre, por su parte, manifiesta que nunca había pegado a su mujer, que todo es mentira.

Ya todos en dependencias policiales, los niños, tras ser explorados y corroborar lo dicho anteriormente, manifiestan que no quieren irse con su madre porque maltrata a su padre. La mujer, presa de un gran estado de nerviosismo, profiere todo tipo de amenazas de muerte contra su pareja en presencia de los funcionarios, al tiempo que reconoce que todo es mentira, que las lesiones en el rostro se las había producido ella misma y que lo que deseaba era "buscarle la ruina" a su marido. Por todo lo expuesto, la mujer quedó detenida como presunta autora de los delitos de malos tratos por amenazas y de simulación de delito, por lo que fue puesta a disposición de la autoridad judicial, quedando en libertad con cargos.