Maribel Pires, Ramón Ramírez Liñán, Francisco Carnicer y Emma, afectados por el impuesto de sucesiones
Maribel Pires, Ramón Ramírez Liñán, Francisco Carnicer y Emma, afectados por el impuesto de sucesiones - ABC
Herencias en Andalucía

Los diez casos más chocantes del impuesto de sucesiones que el PSOE quiere subir en Andalucía

Contratos de la NASA en peligro, intereses de 100.000 euros, deudas que tardarán cien años en liquidarse, ABC rescata los testimonios de los afectados

SevillaActualizado:

Desde que empezó hace tres años la cruzada contra el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ABC ha dado voz y puesto cara a la versión más cruda del tributo que el PSOE andaluz quiere ahora subir. El Grupo Socialista presentado una enmienda al proyecto de presupuestos de la Junta de Andalucía de 2019 para dar marcha atrás a la rebaja del 99 por ciento del impuesto que aprobó en abril el Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos. La reforma del nuevo Ejecutivo autonómico beneficia a los parientes de primer grado (hijos, cónyuges, padres y nietos), pero en nada afecta al resto de parientes (hermanos, sobrinos, tíos y primos), que continúan pagando lo mismo. La reducción de la carga fiscal que soportan las herencias y donaciones tampoco se aplica con carácter retroactivo a los expedientes que ya en curso y para los que la Asociación Stop Impuesto de Sucesiones, promotora de la eliminación total del tributo, demanda su suspensión y revisión. Estos son los casos más sangrantes del impuesto más repudiado del mapa fiscal español contados por sus protagonistas.

12345678910
  1. Le reclaman 100.000 euros en intereses tras pagar el impuesto

    Francisco Carnicer muestra la reclamación de la Agencia Tributaria de Junta
    Francisco Carnicer muestra la reclamación de la Agencia Tributaria de Junta - ABC

    A la familia de Francisco Carnicer le reclaman 100.000 euros en intereses tras pagar el impuesto de sucesiones correspondiente a una herencia que dejó una tía carnal de su madre fallecida en octubre de 2010. Después de haber pagado 206.925,45 euros correspondientes al principal de la deuda contraída con la Agencia Tributaria de Andalucía por la liquidación de este tributo, pero aún tiene que hacer frente al abono de intereses de demora y recargos porque le fue imposible saldar sus cuentas con Hacienda a tiempo. El impago ha generado un efecto bola de nieve que ha creado una deuda que supera con creces el valor real de los tres bienes heredados. Concepción Hidalgo, viuda y sin descendencia, a la que su sobrina cuidó hasta sus últimas horas, le dejó una vivienda en este pueblo situado a 12 kilómetros de Sevilla, un local comercial en la planta baja del mismo edificio y la mitad indivisa de una parcela de tierra de regadío en el municipio.

    Los padres de Francisco estuvieron a punto de perder su vivienda habitual, que salió a subasta el 2 de diciembre de 2016, puja que pudieron suspender presentando un recurso ante el Tribunal Económico-Administrativo Central.

  2. Embargan todo a una desempleada por una herencia que no ha recibido

    María Dolores de los Santos, afectada por el impuesto, con el letrado Armando Rozados
    María Dolores de los Santos, afectada por el impuesto, con el letrado Armando Rozados - M.J.López Olmedo

    Una funcionaria de la Agencia Tributaria estatal le comentó que en sus años de ejercicio, que eran muchos, jamás había visto un caso como el de María Dolores de los Santos. Esta sevillana de 55 años en paro, con una hija de 16 años y un marido que cobra una renta activa de inserción de 430 euros mensuales, puede perderlo todo por una herencia de sus padres que no ha aceptado ni recibido. Ese «todo» incluye no sólo los bienes que no ha heredado ni piensa heredar, sino también sus propias propiedades: su piso en Sevilla, los 80.000 euros que tenía ahorrados y que Hacienda detrajo de sus cuentas bancarias y la mitad de un apartamento en Matalascañas y de un plaza de garaje aneja al mismo. Todo ha sido embargado, incluidos los derechos futuros de los bienes que dejaron sus progenitores al morir y que siguen a nombre de ellos.

    Esta situación ruinosa es el resultado del «profundo desconocimiento, la dejadez, la falta de asesoramiento y un cúmulo de desgraciadas circunstancias» de María Dolores, su hermano y su madre antes de fallecer. No presentó las liquidaciones por el Impuesto de Sucesiones que deberían haber cumplimentado y «tampoco procedieron, ni ella ni su hermano, ni siquiera su madre al fallecer su padre, a aceptar la herencia ni a adjudicarse bien alguno», según relata su abogado, Armando Rozados.

  3. Menores se enfrentan a un embargo de un millón de euros

    Emma, afectada por el impuesto de sucesiones, muestra las notificaciones de embargo en su casa
    Emma, afectada por el impuesto de sucesiones, muestra las notificaciones de embargo en su casa - FRANCIS JIMENEZ

    Los tres hijos de Emma, una administradora de fincas residente en Cádiz, con un marido en el paro, han recibido ya tres notificaciones de embargo. Hacienda les reclama 334.136, 336.991 y 412.669 euros: más de un millón de euros en total, fruto de una herencia de dos tías solteras de Emma que fallecieron sin descendencia con pocos meses de diferencia. Dos de ellos eran menores de edad cuando heredaron de sus tías abuelas. La última en morir dejó a los niños tres pisos, dos fincas urbanas, un local comercial y los ahorros de toda su vida. Los herederos aceptaron la herencia, pero formalmente no la han recibido. Los bienes siguen escriturados a nombre de sus antiguas propietarias. Si quisieran venderlos, necesitarían permiso de la Agencia Tributaria estatal, que ha embargado sus derechos hereditarios. Vender los bienes tampoco soluciona este «marrón». La Junta cifró la herencia en 2,99 millones de euros, pero los bienes, sostiene Emma, no valen tanto como dice, y los derechos hereditarios, afectados por los embargos, todavía valen menos.

  4. Pierde el hotel heredado y subastado por ocho veces menos del valor oficial

    Francisco Pacheco, junto al hotel que regentó su padre en Jerez y que ha sido subastado
    Francisco Pacheco, junto al hotel que regentó su padre en Jerez y que ha sido subastado - PACO MARTIN

    Francisco Pacheco Millán y sus tres hermanos están endeudados hasta las cejas por una herencia de su padre que, para colmo, ya no es suya. Incapaces de hacer frente a la factura del impuesto de sucesiones, esta familia de Jerez de la Frontera perdió el pequeño hotel en el centro de la localidad que su padre les había dejado al fallecer en abril de 2010 y, más de un año después, aún deben 400.000 euros para «quedar en paz» con la Consejería de Hacienda. El edificio que había dado trabajo a toda la familia, se adjudicó a una empresa por 185.000 euros tras salir dos veces a subasta y quedar la puja desierta. La operación resultó un fiasco que no dio ni para cubrir la liquidación. Fue vendido por ocho veces menos del valor fijado por la Junta de Andalucía: 1.456.712 euros tras aplicar los coeficientes multiplicadores al valor catastral. Sobre la vivienda familiar de Francisco Pacheco y el local donde tiene su negocio, una asesoría laboral, pesa la losa del embargo. «Tengo que cobrarle en mano a mis clientes para que Hacienda no me quite el dinero. Céntimo que tengo en el banco, céntimo que me quitan enseguida. No puedo tener nada a mi nombre», se queja este jerezano. «No nos ha tocado la lotería y tenemos las mismas trampas», responde a la presidenta de la Junta, que llamó «millonarios de euros» a quienes como él han pagado un alto precio por heredar.

  5. Con las cuentas embargadas hasta 2117 por heredar de su tía

    Juan Antonio Reina, guardia civil, muestra la orden de embargo de sus cuentas
    Juan Antonio Reina, guardia civil, muestra la orden de embargo de sus cuentas - L. MONTES

    Juan Antonio Reina, guardia civil de Dos Hermanas, va a su banco y descubre con que sus dos cuentas corrientes están embargadas hasta el 15 de enero de 2117. Es la consecuencia de la deudas originadas por el tributo que le correspondía pagar a su tía Conchi, cuyo expediente estuvo extraviado durante años en la Consejería Hacienda con tan mala fortuna que apareció justo cuando estaba a punto de prescribir. Como sobrino y único heredero, no tiene reducción fiscal en España. «Están llevando al límite a algunas personas», declara. Su tía murió sólo siete meses después de «haber presentado los papeles del impuesto en Hacienda» para heredar los bienes de su hermano: una casa en Dos Hermanas valorada en 152.000 euros, según un arquitecto; el 50% de una parcela y un coche a nombre de su tío.

  6. Cobra una pensión de 395 euros al mes y le reclaman 400.000 euros

    Fabiola Lara y su hija, en el local heredado de su marido
    Fabiola Lara y su hija, en el local heredado de su marido - MIGUEL ANGEL BELLO

    Con una pensión de viudedad de 395 euros y una niña camino de la adolescencia, a Fabiola le cayó encima una losa llamada impuesto de sucesiones el aciago día que murió su marido. A ambas su cónyuge les dejó tres fincas rústicas «de pocos metros», un local y la vivienda familiar en una de las zonas más modestas de la localidad sevillana. Como no han podido pagar ni vender, la bola ha seguido creciendo con los intereses de demora: los 174.192 euros de cuota inicial se convirtieron siete años después en casi 400.000 euros. Sólo la casa, que estaba hipotecada, fue valorada en 312.000 euros por los peritos de la Junta. «Una locura en Coria. Si te dan 70.000 por ella te das con un canto en los dientes», apuntó su abogada, Carmen Julia García. Esta viuda confiesa que se lleva «todo el día llorando sin saber si alguien de la Consejería de Hacienda va a venir a echarme de mi casa».

  7. Los contratos con la NASA, en peligro por culpa del impuesto

    Ramón Ramírez Liñán es cofundador de Navteca, una subcontrata de la NASA
    Ramón Ramírez Liñán es cofundador de Navteca, una subcontrata de la NASA - ABC

    Navteca, la empresa tecnológica que fundó con el empresario sevillano Ramón Ramírez Liñán con su ex mujer, desarrolla una nube (Cloud Computing) y un sistema de información geográfica en realidad virtual para la agencia aeroespacial, que la nombró en 2016 la mejor subcontratista del Centro de Vuelos Espaciales Goddard.

    Estos encargos están en peligro porque el Gobierno estadounidense exige a sus proveedores una autorización de seguridad «que se ve afectada negativamente por deudas con gobiernos externos». Ni él ni sus otros cuatro hermanos pueden hacer frente a los 118.681,93 euros que cada uno adeuda a la Agencia Tributaria de Andalucía por el impuesto de sucesiones correspondiente a la herencia que les dejó su padre al fallecer en 2007.

  8. Embargado hasta las cejas por heredar una VPO en la que vive

    Juan Miguel Ramos
    Juan Miguel Ramos - ABC

    «He tenido que dejar la cuenta corriente en negativo por primera vez en mi vida; siguen desangrándome, en cuanto perciben algo de riego en mi cuenta por escaso que sea». Ya suma tres embargos. Juan Miguel Ramos ha entrado en «un laberinto kafkiano» por el piso protegido en la Línea de la Concepción que heredó de la mujer que lo crió como su madre y a la que cuidó diez años cuando el Alzhéimer borró su memoria. Su padre biológico falleció de un infarto en 1984 sin haber promovido la adopción. Por ello no puede beneficiarse de la exención para hijos adoptivos. A finales de 2014, cuando la Agencia Tributaria le impuso una liquidación del impuesto de sucesiones de cerca de 8.500 euros, tan sólo cobraba 269,25 euros del subsidio por desempleo. Además tuvo que abonarle al Ayuntamiento de la Línea de la Concepción 443 euros en concepto de plusvalía. «La Administración funciona como una maquinaria tragaperras. Nos ve como números, no como personas», se lamenta.

  9. Su negocio de platería, en riesgo por una herencia «sobrevalorada»

    Estrella Ramírez
    Estrella Ramírez - ABC

    Estrella Ramírez está con el agua al cuello. Por un local, la casa donde reside con su marido, su hijo de 25 años y su suegra hasta que ésta falleció en 2014 y donde tienen una platería (su medio de vida), la Junta le pide 122.000 euros. Ha impugnado la liquidación porque entiende que la casa está «sobrevalorada». Hasta que la Justicia dictamine, ha ido saldando a plazos parte de su deuda. Le restan 30.000 euros, pero la economía doméstica no da más de sí. «He ido a Hacienda a suplicarle que me den más tiempo, pero se niegan. Han arruinado mi vida, la de mi marido y la de mi hijo, que ha tenido que dejar las oposiciones porque no podemos pagarle la academia».

  10. A punto de perder la parcela de sus abuelos a las afueras de Sevilla

    Estrella Ramírez
    Estrella Ramírez - ABC

    Maribel Pires estalló sin consuelo en el salón de plenos del Parlamento andaluz cuando vio cómo diputados del PSOE, Podemos e IU tumbaban la iniciativa del PP para bonificar al máximo este impuesto en la pasada legislatura. Junto con otros miembros de la Asociación Stop Impuesto Sucesiones que montaron en cólera en la tribuna, Maribel fue expulsada pero sus palabras al salir retumbaron como un trueno en la Cámara: «El patrimonio de mi padre agricultor me lo estáis robando todo». Ella, dos hermanos y su madre, desde que enviudó en 2010, se enfrentan a una factura de 130.000 euros que no saben cómo pagar. La causa de su desconsuelo son casi seis hectáreas de tierras donde tienen una huerta que dio de comer a su familia, la casa donde vive con su marido e hijo y otra vivienda que comparten su madre y un hermano en silla de ruedas. Está en el extrarradio de Sevilla, en el Aeropuerto Viejo, con un asentamiento chabolista muy cerca. Allí se asentaron en 1936 sus abuelos, emigrantes de Duas Igrejas, un pueblo portugués de 700 habitantes. «Mi abuela vino a Sevilla con 18 años montada en un burro y se puso a servir aquí». Tras agotar la vía administrativa, Maribel está en litigios con la Junta de Andalucía porque ha valorado los terrenos como urbanizables a pesar de que no figuran en ningún planeamiento y su uso es rústico, como constata el Catastro. Pero el tiempo sigue corriendo y la deuda, con sus intereses, engordando.