Javbier Imrboda, en una imagen de archivo
Javbier Imrboda, en una imagen de archivo - ABC

Educación propone crear un MIR para los profesores en Andalucía

Serían de dos o tres años después de concluir otros tres años de Grado con prácticas reales para alcanzar la especialización

SevillaActualizado:

El consejero de Educación y Deportes Javier Imbroda, reveló este miércoles en comisión parlamentaria una reunión mantenida con los rectores de las universidades públicas en las que se acordó crear mesas de trabajo con la Consejería para analizar cómo mejorar el acceso de la docencia y el Grado de Educación y evitar el actual máster obligatorio, que no ofrece los resultados previstos.

La idea es que «accedan los mejores» y que estudien un MIR educativo, como elq ue realzian los estudiantes de Medicina, durante dos o tres años después de concluir otros tres años de preparación en el Grado y prácticas reales, según el consejero.

En ese periodo, ha agregado, se debería especializar a los docentes para que decidan quién quiere trabajar en zonas desfavorecidas, en educación especial, ser director, dedicarse a la gestión o al bachillerato internacional, entre otras especialidades, con el objetivo de que logren luego el acceso directo al trabajo.

Imbroda ha resaltado la necesidad de mejorar la formación de los docentes y dotarles de «prestigio» social, intelectual y económico.

Errores en las oposiciones

Por otra parte, la Consejería de Educación aumentará de uno a dos los asesores que diseñen los exámenes de las oposiciones para docentes para evitar el «error» ocurrido este año en el examen de Pedagogía Terapéutica, que se ha repetido y por lo que el consejero Javier Imbroda ha pedido «disculpas» en la comisión.

En una comparecencia en el Parlamento para hacer un balance sobre las oposiciones al cuerpo de maestros 2019, pedida por el PSOE y Adelante Andalucía, Imbroda ha admitido las «molestias» ocasionadas por ese error, que ocurrió el año pasado con Dibujo y es habitual en estos procesos, y ha resaltado que las pruebas se repitieron «con todas las garantías».

Por ello, ha anunciado que las próximas oposiciones no las diseñarán una sola persona sino dos, tras lo cual ha calificado como «antiguo» ese sistema para acceder a la docencia y ha anunciado que quiere darle un «revolcón» a ese proceso con la posibilidad de incluir un MIR educativo.

Las oposiciones a las 3.800 plazas de infantil y primaria de este año, a la que se presentaron 32.025 personas, se han desarrollado con «relativa normalidad» a pesar del enorme trabajo que conllevan, según el consejero, mientras que María Márquez, del PSOE, las ha calificado como «caos» y José Ignacio García, de Adelante, ha dicho que han sido un «desastre organizativo».

PSOE y Adelante también han criticado que la Consejería rebajó la oferta de plazas desde las 4.500 acordadas en la mesa sectorial a las 3.800, aunque Imbroda ha asegurado que en Recursos Humanos no había constancia de ese acuerdo y ha asegurado que la previsión inicial era de 3.430 plazas y además había «incertidumbre» y «alarma» por si se convocaban a no.

Tras anunciar que para el 2021 ofertarán un mínimo de 2.000 plazas, ha calculado que con las nuevas oposiciones la tasa de interinidad bajará al 6 por ciento, lo que se comprobará en septiembre próximo.

La portavoz socialista ha resaltado que en el Parlamento se habían congregado numerosos opositores y les habían expresado su «indignación, frustración y desamparo» por la disparidad de criterios en las correcciones, que han provocado medio centenar de quejas formales, lo que el consejero ha reducido a dos y hechas hoy.

El consejero ha mostrado su coincidencia con el portavoz de Adelante respecto a que el actual sistema de oposiciones no sirve para saber si un docente tiene las competencias suficientes para dar clases.