Complejo Hospitalario Virgen del Rocío, donde hay embarazadas ingresadas
Complejo Hospitalario Virgen del Rocío, donde hay embarazadas ingresadas - EP
Listeriosis

Una embarazada de Sevilla perdió a sus bebés mellizos por listeriosis tras comer carne mechada en Semana Santa

El Defensor del Paciente presenta una denuncia ante el Juzgado; la madre estaba en su 21 semanas de gestación

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La asociación del Defensor del Paciente presentó el pasado lunes una denuncia en un juzgado de Sevilla por la muerte en un hospital de Madrid, el pasado mes de mayo y «como consecuencia de la listeriosis», de unos mellizos en avanzado estado de gestación. Su madre, nacida en Sevilla, consumió en esta provincia andaluza carne mechada de la marca La Mechá, elaborada por la empresa Magrudis, causante de un brote de listeriosis que ha afectado por ahora a 215 personas en Andalucía.

Según el relato de los hechos recogido en la denuncia, consultada por Europa Press, los padres de estos mellizos vivían en un pueblo a cinco kilómetros de Pilas (Sevilla), «donde empezó el primer caso de contagio» de listeriosis «por la carne La Mechá», y la madre consumió carne mechada durante la pasada Semana Santa, a finales de abril de 2019, en Sevilla, donde «se desplazó a pasar las vacaciones desde Madrid». La Consejería de Salud y Familias ha declinado valorar esta denuncia.

A su vuelta a la capital de España, el pasado 2 de mayo, «estando embarazada de 21 semanas de mellizos», la madre, de origen sevillano, «se vio obligada a acudir a Urgencias» de un hospital de Pozuelo de Alarcón (Madrid) «con un fuerte dolor por todo el cuerpo», de forma que «apenas podía caminar».

Varias horas después de su llegada al hospital, los ginecólogos que atendían a la mujer informaron a la pareja de que ella sufría una infección «muy fuerte» y «corría serio peligro vital», por lo que comentaron al denunciante «que si no paraban el embarazo, su mujer moriría».

Ante ello, la mujer «se enfrentó a ocho horas de parto provocado para sacar a los dos hijos muertos y, con ellos, la infección que se la estaba llevando a ella».

La denuncia adjunta «informes médicos que acreditan positivo a Listeria», por lo que, «habiendo tenido conocimiento posteriormente de la alerta por consumo de carne mechada y contagio de listeria», se solicita que «se investiguen dichos hechos».

Para los denunciantes, «el origen del contagio masivo» se encuentra «en la empresa Magrudis, S.L., encargada de la elaboración, manipulación y distribución de la carne La Mechá, siendo evidente su responsabilidad en este caso, habiéndose confirmado el contagio en diversos productos elaborados por la misma, y el origen de la listeriosis en unas mechadoras de la empresa, hornos, etc».

Denunciados

Por ello, la denuncia se dirige, entre otros, contra Magrudis, pero también contra Comercial Martínez León, «distribuidora marca blanca» de carne mechada de dicha empresa, «por lo que esta última entidad igualmente puede resultar responsable, también por delito contra la salud pública», según argumentan los denunciantes.

Igualmente, la denuncia se dirige contra el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía como responsables de la prevención, salud e inspecciones alimenticias, y de análisis y controles sanitarios, «en el caso de que se acredite que han fallado los controles sanitarios y prevención, y labores de inspección, así como de la tardanza en dar alerta sanitaria, retirada de productos alimenticios infectados por Listeriosis, y problemas con las analíticas».

La denuncia también se dirige contra «las personas o entidades que, conforme al Código Penal, resulten de la instrucción judicial que se lleve a efecto, como responsables del brote de listeriosis ocurrido en la ciudad de Sevilla y otras provincias españolas y que han afectado a un gran número de personas».

Igualmente, «contra las aseguradoras que correspondan, en calidad de responsables civiles», y contra «cualquier otra empresa, persona o entidad que pudiera resultar responsable de dicho contagio de listeriosis, a la vista de la investigación que se practique».

La denuncia se interpone por presuntos «delitos contra la salud pública, de leves lesiones, de lesiones por imprudencia, homicidio imprudente y lesiones al feto o abortos por imprudencia del Código Penal y cualquier otro que pudiera derivarse».

También se solicita al juzgado que se requiera, tanto a Magrudis y a sus propietarios, como a Comercial Martínez León, «toda la documentación correspondiente al caso denunciado (...), debiendo ser citado el responsable para declaración y sus administradores", y "que se oficie a la Junta de Andalucía toda la documentación correspondiente al caso y actuaciones llevadas a cabo y analíticas realizadas en relación al brote de listeriosis, y los motivos de la demora y tardanza en actuar».