El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ayer en el Hospital Virgen del Rocío
El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ayer en el Hospital Virgen del Rocío - VANESSA GÓMEZ
SANIDAD

Una embarazada de Sevilla pierde a su bebé infectado con listeriosis

El análisis de la placenta da positivo en la bacteria hallada también en la carne mechada retirada, pero Salud desvincula el caso del brote

SevillaActualizado:

Una embarazada en Sevilla ha perdido a su bebé en el último trimestre de gestación. La placenta, la bolsa donde el feto se desarrollaba en el útero de la madre, había dado positivo en un análisis de listeriosis. Es la misma enfermedad que padecen 44 personas en Sevilla y Huelva y que ha obligado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta a emitir una alerta sanitaria para prohibir la venta y parar la producción de la carne mechada que se comercializaba bajo la marca «La Mechá», causante de los brotes de infección.

La mujer ingresó el pasado lunes por la tarde en las urgencias del Hospital Virgen Macarena de la capital hispalense. Presentaba una hemorragia que tenía su origen en un desprendimiento de la placenta, lo que desencadenó un aborto prematuro. El bebé nació sin vida.

La Consejería de Salud corroboró anoche a ABC que, en efecto, había ingresado una mujer gestante con un desprendimiento placentario y óbito fetal. «En el análisis de la placenta se confirma infección por listeria», especificaron desde el departamento del consejero Jesús Aguirre, médico en excedencia.

La Consejería quiso desvincular la pérdida del feto, que había dado positivo por presencia de la bacteria listeria monocyogenes, de la sucesión de casos que se han producido en las últimas tres semanas en Huelva y, sobre todo

, Sevilla. Salud puntualizó que la mujer embarazada no estaba diagnosticada por listeriosis y tampoco hay constancia de que comiera la carne mechada donde se halla el foco de la infección. Fuentes sanitarias confirmaron que ha sido atendida en el mismo hospital otra mujer gestante que presentaba los síntomas propios de esta enfermedad (problemas intestinales y fiebre), que habría respondido bien al tratamiento.

El número de afectados no para de crecer y se ha extendido a otras provincias. La Junta de Andalucía elevó ayer a 44 los enfermos, de los que 24 personas continúan ingresadas en centros hospitalarios sevillanos, entre ellas una embarazada, y cuatro de ellos permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Por la tarde, fuentes sanitarias informaron a Europa Press de que otras siete personas de una misma familia fueron atendidas en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga por listeria.

El número de afectados se eleva ya a 44 y han aparecido nuevos casos en Málaga

Salud ha paralizado desde el día 14 de agosto la cadena de producción de la carne y ha procedido a la retirada de todos los lotes en cualquiera de los establecimientos de distribución.

A las puertas del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el subdirector de Protección de la Salud de la Dirección General de Salud Pública, Jesús Peinado, informó ayer de que «la empresa tiene prohibido producir más carne mechada hasta que pueda demostrar, de un lado, la causa que ha producido este brote y, de otro, que está libre de listeria». Peinado aseguró que ningún lote de esta carne mechada ha salido de Andalucía, ya que su distribución se ha reducido «a las provincias de alrededor de Sevilla». Sin embargo, la empresa asegura que ha enviado envases, unos 2.000 en total, a establecimientos de Almería, Cádiz, Málaga o Huelva, entre otras provincias.

Revisión a fondo

La Consejería asegura que no hay más productos de la empresa afectados por la bacteria. «Los casos de listeria son particularmente complejos. No suelen ser achacables a una falta de cocción. La empresa me consta que lo tiene bien monitorizado tanto el tema de la temperatura de cocción como la salida del producto. La listeria puede colonizar cualquier fase de una empresa en cualquier momento, aun cuando la empresa tenga unos sistemas de limpieza y desinfección adecuados y buenos», explicó el subdirector de Protección de Salud, quien añadió que hay revisar muy bien temas como «superficies, luces, flujos de aire» como posibles causantes del brote.

El consejero de Salud indicó por su parte que las primeras alarmas saltaron a finales del mes de julio cuando se detectaron varios casos de contagios familiares en Pilas, San José de la Rinconada y Tomares, si bien no ha sido hasta el 15 de agosto cuando un cultivo confirmó exactanmente la marca de carne mechada causante del brote. En esta idea insistió el presidente andaluz, Juanma Moreno, quien afirmó que «se está controlando» el brote de listeriosis.

Desde Salud se defiende que se ha actuado con «diligencia» en este caso, «ya que se tuvo la evidencia el día 14 y la certeza el día 15, interviniéndose el mismo día 15 por la tarde. No se ha intervenido antes para no ser irresponsables y dejar expuestas otras empresas y productos que no deberían estar implicadas», se asegura.

«El riesgo de salud pública asociado a este caso se ha minimizado, aunque nunca se puede decir que se ha reducido a cero», indica. Los afectados por este brote continúan ingresados en cinco centros hospitalariso de Sevilla: el Virgen del Rocio, el Virge Macarena, Valme, San Juan de Dios y Nisa.

Facua-Consumidores en Acción opina que no se ha actuado con toda la rapidez que habría sido deseable. Considera una grave irresponsabilidad que las autoridades sanitarias andaluzas no hayan hecho pública antes la información para prevenir a los consumidores. La organización anunció que va a constituir una plataforma de afectados por la carne mechada.

El portavoz nacional de Facua y secretario general de su federación en Andalucía, Rubén Sánchez, envió ayer sendos escritos a Jesús Aguirre y a la empresa en los que les reclama transparencia sobre lo ocurrido y protocolos eficaces para alertar a los consumidores y retirar los productos del mercado.

Desde este colectivo de consumidores indicaron que el embutido no sólo se comercializa a nivel minorista en envases de la marca, sino también al corte en pequeñas tiendas de alimentación, carnicerías, supermercados e hipermercados. Por este motivo, es posible que muchos consumidores la hayan adquirido y desconozcan que se trata de esta marca.