La diputada del PP Teresa Ruiz Sillero
La diputada del PP Teresa Ruiz Sillero - ABC
EL ESCÁNDALO DE LAS TARJETAS

Empleo no aclara si había más tarjetas de crédito en la Faffe

Ruiz Sillero insiste en conocer los extractos para conocer si se utilizaron en prostíbulos

SevillaActualizado:

El escándalo del uso de una tarjeta de la extinta fundación Faffe en un prostíbulo en Sevilla no ha terminado su recorrido en el Parlamento. La diputada del PP Teresa Ruiz Sillero preguntó ayer al consejero de Empleo, Javier Carnero, si existían más tarjetas de crédito en esa fundación, quién las usaba y en qué se gastaba el dinero. Una pregunta similar a las que ya ha formulado en comisión a Javier Carnero y que obtuvo idéntica respuesta. Es decir, ninguna novedad.

El consejero de Empleo reiteró la información que ya ha hecho pública en reiteradas ocasiones: había dos tarjetas de crédito a nombre de Fernando Villén, gerente de la Faffe, no coincidentes en el tiempo. En la correspondiente a Unicaja se pagó en el club de alterne Don Angelo un total de 14.757 euros en una sola noche en el año 2008, y en la que se asociaba a una cuenta de la Caja San Fernando (ahora La Caixa) se gastaron 26.000 euros en «gastos personales».

Pero nada más. La Junta no ha sido capaz de obtener de La Caixa el extracto de esa segunda tarjeta por lo que se desconoce, o eso dice el consejero, en qué se gastaron. «La Caixa se está pitorreando de la Junta no aportando los datos de una de las dos tarjetas de crédito del exdirector de la Faffe Fernando Villén, a no ser que Susana Díaz se lo esté consintiendo. No se puede estar pitorreando una entidad bancaria de los andaluces», denunció Ruiz Sillero, quien cree que de esa forma se ocultan datos «que pueden proporcionar más fiestas en el puticlub».

De débito

A esto se une la falta de información sobre si existían o no más tarjetas, en este caso de débito, en la Faffe y para qué se gastaban. Es más, el propio Carnero reconoció en el Parlamento, durante una comisión, que existían las llamadas «tarjetas de gasolina» que usaban los gerentes en las provincias para sus desplazamientos.

Pero nada más se ha sabido de estas tarjetas y Javier Carnero no suelta prenda al respecto argumentando en algunas ocasiones que enviará toda la información a la comisión de investigación que ya se ha creado en el Parlamento —pero a la que no dará tiempo a trabajar por el adelanto electoral—; mientras que en otros momentos asegura que toda la información está en manos del juzgado y que no puede dar más información. «Cumplí, cumplo y cumpliré con mi obligación y con la ley», repitió el consejero en la Cámara.

Juanma Moreno preguntó directamente a Susana Díaz por estas tarjetas en su pregunta a la presidenta sabiendo que, hasta ahora, ella no se ha pronunciado sobre el asunto. Han sido sus consejeros, portavoces o dirigentes del PSOE los que se han referido al oscuro asunto de las tarjetas de la Faffe.

«El PSOE tiembla con la posibilidad de que se sepa toda la verdad sobre la Faffe. Prometió los mejores años para Andalucía y al final de su mandato pasará a la historia por tapar la corrupción, por el infame gasto en un prostíbulo y por el retroceso social y económico de Andalucía».

Susana Díaz sí contestó a Moreno: «Si tiene que recurrir a cuestiones de hace 10 ó 15 años es porque en cinco años de mi Gobierno no han encontrado ni una sola mácula. Lo han intentado todo, pero no han podido encontrar el más mínimo error».