Sanitarios en medio de una intervención
Sanitarios en medio de una intervención - ABC

Las enfermeras son «ayudantes» y los médicos, «profesionales sanitarios», según la Junta de Andalucía

La Consejería de Educación y Deportes pasa un cuestionarios a los padres de los niños de segundo de Primaria donde indica que quienes se dedican a la Enfermería son solo «técnicos»

SevillaActualizado:

Las enfermeras de Andalucía son «técnicos o ayudantes» pero los médicos son «profesionales de la sanidad». Es lo que han indicado a los padres de los alumnos de segundo de Primaria en su encuesta sobre contexto familiar para este curso 2018-2019. Esta diferenciación tiene en pie de guerra a los profesionales de la Enfermería, que se muestran indignados por el «menosprecio» al que se ven sometidos.

Según ha denunciado este martes el sindicato de Enfermería Satse, la Junta de Andalucía ha demostrado su «desconocimiento» y «menosprecio« de la profesión que ejercen al situar como «técnicos o ayudantes al margen incluso del resto de profesionales de la Sanidad». Desde dicho sindicato exigen la retirada de los cuestionarios que están realizando desde Educación entre más de 90.000 alumnos.

Según los profesionales de Enfermería, este documento de la Junta «infravalora» su labor profesional, a la que, recuerdan, acceden tras una formación universitaria de Grado -que supone cuatro años de carrera y dos de especialización- como cualquier otra profesión sanitaria.

El cuestionario de Educación a los padres
El cuestionario de Educación a los padres - ABC

Para los enfermeros, la imagen social de la profesión está distorsionada y mensajes como el de la Consejería de Educación no les ayuda. La gente percibe a estos profesionales sanitarios como «una ocupación de mujeres, vocacional y dependiente del médico, que realiza labores auxiliares y subordinadas».

Así, Satse ha pedido la retirada inmediata del cuestionario y prevé enviar al consejero del ramo, Javier Imbroda, un manual sobre la profesión de Enfermería para que conozca en profundidad cuál es su tarea en el sistema sanitario.

Según explican desde la Consejería de Educación, el cuestionario de la polémica es heredado. Es el que encontraron del Gobierno anterior y han «mantenido el mismo diseño porque la evaluación SCALA -prueba a la que pertecene el documento- estaba ya en marcha y planificada.

En todo caso, señalan las mismas fuentes, la idea es «revisar» todos los materiales «en profundidad». Además, desde la Consejería «agradecen» el toque de atención de Satse porque «les permite detectar este detalle» y corregirlo en el futuro.