La viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre - EP

ListeriosisUn error en el laboratorio municipal retrasó cuatro días la alerta sanitaria sobre la carne contaminada con listeria

Los técnicos municipales confundieron el producto infectado con el de otra empresa, según un informe interno de la Junta

Alerta sanitaria: la listeriosis se cobra su primera víctima mortal en Sevilla

SevillaActualizado:

Un error en el Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla retrasó hasta cuatro días la identificación de la carne mechada contaminada con listeria. Este lapsus hizo que se perdieran cuatro días vitales para la declaración de la alerta sanitaria por parte de la Consejería de Salud y Familias de la Junta y demoró la retirada de la venta del producto infectado que se comercializaba bajo la marca de «La Mechá», según revela un informe interno de la Consejería de Salud al que ha tenido acceso ABC.

Fuentes municipales, por su parte, achacan el error a que las muestras venían mal etiquetadas por la propia Junta de Andalucía, encargada de recogerlas e identificarlas.

El Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla fue el encargado de analizar las muestras alimentarias porque el Consistorio tiene delegadas las competencias en materia de inspección de consumo en Andalucía.

Un informe de la Consejería de Salud recoge que «el hecho de que se produjera un error en la identificación de las muestras en el Laboratorio Municipal del Ayuntamiento de Sevilla ha hecho que la orientación de la investigación y posiblemente la adopción de medidas en la empresa de Sevilla se haya retrasado cuatro días», concluye el documento en su último párrafo, que analiza la evolución del brote desde su inicio a finales de julio hasta el pasado domingo.

Dicho laboratorio comunicó a la Junta de Andalucía el pasado 9 de agosto que, aun «sin haber concluido el período de análisis, es indudable que una carne mechada es positiva a listeriosis, e identificó la carne con la elaborada por un establecimiento de Benaoján», en la provincia de Málaga, según detalla el informe de Salud.

Hasta el día 14, el Laboratorio Municipal de Sevilla no notificó a la Junta que había habido «un error» y que «los resultados iniciales (todavía provisionales) positivos no se correspondían con la carne mechada elaborada en el establecimiento de Benaoján (Málaga), sino con la del establecimiento Magrudis, ubicado en Sevilla, que elabora la carne que se distribuye con el nombre de La Mechá», concluye el documento.

«Esta información hace que se reorienten las acciones hacia esta empresa sevillana, tanto más cuanto que es la carne y marca que están presuntamente implicadas» en un segundo brote, detectado el día 12, en San José de la Rinconada, advierte el informe interno de Salud. El día 14 se había detectado otro brote en el pueblo sevillano de Alcalá del Río. Las 30 personas expuestas y dos hospitalizados habían consumido la carne mechada de la marca «La Mechá».

El Ayuntamiento de Sevilla tiene las competencias en materia de inspección de consumo y fue el encargado de analizar las muestras de carne

Hasta el día siguiente, el jueves 15, a las 13.00 horas el Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla no envía una comunicación a la Consejería que confirma «claramente» que la contaminación por listeria es «muy abundante» en la carne mechada que elabora Magrudis. Ese mismo día, a las ocho de la tarde, la Consejería emitió una alerta sanitaria sobre este producto y paraliza la producción del mismo, con la colaboración de la empresa implicada.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla se baraja otra versión de los hechos. Fuentes municipales señalaron a ABC que es la Junta de Andalucía quien se encarga de la recogida e identificación de las muestras, y que el error estuvo en que se etiquetó la procedente de Málaga como si fuera de Sevilla y viceversa. Tras destacar que los veterinarios municipales no intervinieron en este proceso de identificación inicial, las fuentes del Ayuntamiento destacaron la «buena colaboración y coordinación» entre ambas administraciones al margen de este error.