La nueva ley prevé repartir fruta gratis en los colegios para evitar la obesidad infantil
La nueva ley prevé repartir fruta gratis en los colegios para evitar la obesidad infantil - ABC
LISTA PARA SER APROBADA POR EL PARLAMENTO

Los escolares no podrán vender polvorones por la Ley contra la obesidad

La norma para la promoción de la vida saludable y una alimentación equilibrada de la Junta de Andalucía pasa el filtro del Consejo Consultivo

SEVILLAActualizado:

La nueva Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada en Andalucía contempla en su articulado sanciones de hasta 15.000 euros para los bares que nieguen un vaso de agua a sus clientes o para los centros que no cuenten con sala de lactancia. También recoge multas de hasta 300.000 euros por la «promoción comercial y el patrocinio de alimentos y bebidas que excedan de los criterios nutricionales en los centros docentes». Según fuentes cercanas a la redacción de esta norma, eso incluye la tradicional venta de polvorones y dulces que hacen los alumnos para irse de viaje de estudios.

Asimismo, recoge este texto, tendrá una multa de hasta 300.000 euros el vender alimentos o bebidas vetados por la ley en las celebraciones de los colegios andaluces. Se acabaron los refrescos, las chocolatinas o alimentos envasados prohibidos por la Junta si los niños se reúnen en la escuela.

La nueva norma busca «la promoción de la actividad física y de una alimentación saludable y equilibrada»

Esta nueva la norma busca «la promoción de la actividad física y de una alimentación saludable y equilibrada entre la población con la finalidad de evitar los problemas de sobrepeso y obesidad en Andalucía», un problema que la Junta califica como «prioritario» debido a su gravedad. Así, según recoge también esta nueva norma, la obesidad se ha multiplicado en Andalucía por dos entre 1999 y 2011, pasando del 9,8 por ciento al 18,7 por ciento entre los adultos.

El sobrepeso —un grado inferior de obesidad— ha pasado del 34 por ciento al 41 por ciento entre los andaluces. Además, dos de cada diez niños andaluces están gordos, la misma proporción que de obesos. Así, cuatro de cada diez niños tienen problemas de peso.

Con estos datos, la Junta ha decidido actuar. Contra la grasa, ha determinado el Gobierno de Susana Díaz, ejercicio y buena alimentación. Esa es la base de esta nueva norma autonómica que ya ha pasado con luz verde el trámite del Consejo Consultivo.

«Hay muchas vaguezas y frases vacías»

El problema, explican expertos consultados por este periódico, es que la ley está «engordada de forma artificial». Personas cercanas a su redacción detallan que «hay muchas vaguezas y frases vacías. Se repite todo el rato la mejora de la alimentación y el fomento del ejercicio físico, pero no hay normas concretas que lo potencien». La misma fuente entiende que lo único realmente concreto es precisamente la lista de multas para quien no cumpla con la ley. «Están entrando en sancionar con hasta 15.000 euros cosas como que no te den un vaso de agua en un bar, y eso es del ámbito de lo privado, no debería entrar la administración a regularlo». Según este experto, «se pretende solucionar el problema de la obesidad en Andalucía con agua, aparcamientos de bicicleta y que los niños anden más y eso no puede ser».

En el capítulo del acceso al agua hay más puntos. No sólo hay que darla gratis en los bares. También las administraciones públicas deben garantizar el acceso al agua mediante fuentes. La misma responsabilidad tienen las empresas que instalan máquinas expendedoras en los centros educativos. Deben «instalar y mantener una fuente de agua refrigerada y de acceso gratuito». Además, la fuente debe llevar la leyenda «El agua es la bebida más saludable y sostenible».

Otra de las críticas que ha recibido esta nueva ley es la falta de presupuesto para su ejecución. En la memoria económica, de hecho, se recoge que es una normativa que no sólo no supone gasto para la administración, sino que, de hecho, ayudará a la mejora de la productividad, por lo que más gasto producirá ahorro de dinero. «Es una norma vacía —insisten quienes la conocen— que además sólo vale para que los políticos se hagan la foto. Es propaganda».

Bicicletas y escaleras

La norma contra la obesidad de la Junta de Andalucía recoge cuatro derechos de los andaluces en su artículo 6, punto 2:A disponer de espacios de aparcamientos de bicicletas en los lugares de trabajo, a tener agua gratis en los bares, a menús saludables y raciones mesuradas y a poder consumir productos frescos y perecederos.

Además, la nueva ley contra la obesidad pone el acento en los niños —quienes tienen una consideración preferente— y las personas que padecen obesidad —que tienen derecho a una atención integral y continuada y pleno «respeto a su dignidad personal y a la no discriminación social, laboral o sanitaria» y cuya discriminación «directa o indirecta está expresamente prohibida»—.

Ejercicio físico

De la Ley contra la Obesidad de la Junta de Andalucía se desprende un «Plan para la promoción de la actividad física y la alimentación saludable», también conocido como el Pafasa, que «abarcará todas las etapas de la vida». Dicho plan tiene como objetivo incluir la enseñanza de nutrición y alimentación en los centros docentes no universitarios y en los de Formación Profesional.

Además, la Junta quiere que los niños hagan al menos cinco horas de educación física a la semana y que los alumnos de centros educativos públicos y privados de Andalucía aprovechen el recreo para correr y hacer ejercicio, lo que el Pafasa llama «descansos activos y fomento de juegos de acción».

Una idea que se mantiene de forma transversal en todo el desarrollo de la Ley contra la Obesidad en Andalucía es la cuestión del transporte. Tanto en los niños en sus desplazamientos a la escuela como en el caso de los adultos que tienen que ir a su puesto de trabajo, la Junta de Andalucía anima en esta normativa a ir andando o en bici, en detrimento de otras formas de transporte.

Así, la norma recoge la importancia de que haya rutas seguras por las que se pueda caminar o por las que transitar en bici que lleven a los centros de trabajo y de estudio, así como aparcamiento de bicicletas.

La Junta impulsará la distribución de frutas y verduras en los centros docentes de modo gratuito

Fruta gratis

Precisamente en los colegios se llevará a cabo otra de las medidas más curiosas de esta normativa: «La administración de la Junta de Andalucía impulsará, en colaboración con el sector agroalimentario, la distribución de frutas y verduras en los centros docentes de modo gratuito».

También en los centros escolares de la comunidad, así como en los espacios de trabajo de Andalucía, la Junta busca que los andaluces dejen de usar el ascensor y se decanten por las escaleras. Así, la ley quiere fomentar «el uso de escaleras como alternativa al desplazamiento vertical», indica la norma.

Precisamente una de las críticas de quienes han leído este texto está en que la Junta regula con esta ley cuestiones para las que no tiene potestad. Así, hace referencia en numerosas ocasiones a tareas que deben poner en marcha los ayuntamientos andaluces. «Es una ley que le sale gratis a la administración y que además deben cumplir e implementar empresas, ayuntamientos y centros privados», se quejan expertos del sector.