Imagen de archivo de un lince muerto por un atropello en la carretera
Imagen de archivo de un lince muerto por un atropello en la carretera - EFE
MEDIO AMBIENTE

Eutanasia a la lince que inició el plan de cría en cautividad de Doñana

La hembra Boj es un ejemplar de 12 años y fue una de las que inició el programa de cría en cautividad

HUELVAActualizado:

El programa de cría en cautividad del lince ibérico ha practicado la eutanasia a la hembra Boj, un ejemplar de 12 años y que fue una de las que inició el programa de cría en cautividad de estos animales, participando además en los planes de reproducción pariendo a 16 cachorros.

Boj, según ha informado el programa Lynx ex situ en un comunicado, nació en el medio natural hace 12 años procedente de la población silvestre de Doñana/Aljarafe e ingresó el 19 de octubre de 2005 en el Centro de Cría de El Acebuche (que está en Doñana en el término municipal de Almonte), donde ha fallecido, para formar parte del plantel de ejemplares reproductores de dicho programa.

Dieciséis cachorros

De los 16 cachorros que esta hembra ha tenido, muchos forman parte del programa de cría y otros han sido liberados al medio natural para campear por las diferentes zonas de reintroducción en las que se está recuperando la especie.

En 2010 Boj fue uno de los ejemplares afectados por la Enfermedad Renal Crónica (ERC) y clasificada en fase 2 de dicha afección. A pesar de tratarse de una patología irreversible, gracias a los cuidados veterinarios recibidos, la evolución en Boj fue moderada y pudo seguir participando como hembra reproductora durante varias campañas más.

Fue en 2016, con 11 años, cuando su estado empeoró y pasó a ser clasificada en fase terminal de la ERC, momento en el cual se decidió retirarla del plantel de reproductores.

Al haber sido uno de los primeros ejemplares que formó parte del programa de cría en cautividad del lince ibérico, «Boj» no solo ha contribuido fijando sus genes en las poblaciones de linces ibéricos existentes, sino que además, el trabajo directo durante tantos años con ella, ha permitido implementar las técnicas de manejo en cautividad así como profundizar en aspectos fisiológicos y veterinarios que tanto han contribuido para mejorar la gestión de las poblaciones de lince ibérico.

Un total de 35 linces han muerto en España durante 2017. EL 60%de los ejemplares fallecidos fueron atropellados y al menos cinco murieron por culpa de los furtivos, tras el hallazgo la pasada semana de una hembra tiroteada por técnicos del proyecto Life Iberlince en Villafranca de Córdoba. Se trataba de Niebla, una hembra del centro de cría en cautividad de La Olivilla de Santa Elena (Jaén) que contaba con un sistema de radioseguimiento.