Dos paquetes de carne mechada de la marca «La Mechá»
Dos paquetes de carne mechada de la marca «La Mechá» - ABC

Carne mechadaLos fabricantes de carne mechada hablan ya de bajada de ventas por miedo a la listerosis

Desde el Gobierno central aseguran que «están levantados todos los mecanismos de prevención y reacción»

Sevilla/ MadridActualizado:

Fabricantes de carne mechada detectan ya «alarma social» entre los consumidores tras el brote de listeriosis originado por un lote de este producto, y prevén que sus ventas bajen en las próximas semanas.

Así lo han señalado este jueves a Efeagro portavoces de las compañías Icarben, Embutidos Moreno Plaza y Embutidos Reina, que han destacado los controles y análisis que se realizan en la industria para garantizar la seguridad de sus alimentos y han recordado que el brote procede de una única marca.

«No hay que demonizar la carne mechada, es un producto tan seguro como otro cualquiera. El problema es que al final el caso afecta a todas las empresas y a todo el sector; no es bueno para nadie», ha apuntado el gerente de Moreno Plaza, Daniel Moreno.

En su opinión, el brote supone una excepción, ya que hay otros productos (como los lácteos o los vegetales) donde la aparición de la bacteria listeria es incluso más probable que en la carne.

«Está todo el mundo alarmado y preocupado, aunque por el momento las ventas han seguido funcionando más o menos», ha revelado el responsable de la firma malagueña.

Desde Sevilla, los gerentes de Embutidos Reina han confirmado que por el momento las ventas no se han visto afectadas «porque los pedidos se hacen con semanas de antelación y los clientes tienen algo de 'stock', a lo que se suma la menor actividad que se registra en agosto».

Sin embargo, ya anticipan una caída: «Nos ha llegado que hay gente que por ejemplo desayunaba un bocadillo de carne mechada en el bar y estos días ha dejado de pedirlo por precaución».

En la también malagueña Icarben -que vende carne mechada con su marca en cadenas de supermercados como El Jamón- han asegurado que el impacto de la alerta generada por la listeriosis se ha comenzado a notar.

«Nos ha afectado a las ventas, hay cierta alarma social y mucha gente no consume carne mechada por el susto, independientemente de la marca que sea», ha confirmado el adjunto a la dirección de la compañía, José Antonio Ortiz.

Ortiz ha lamentado el «daño que hace al sector» este tipo de casos y ha augurado que sus consecuencias se notarán «durante una larga temporada», aunque ha incidido en que no es necesario "echar más leña al fuego" y en que las normativas de seguridad -en su caso realizan análisis externos adicionales y cuentan con la certificación FSSC 22000- son estrictas.

Control del Gobierno

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha lanzado este jueves un mensaje de tranquilidad tras el brote de listeriosis iniciado en Sevilla, una enfermedad contra la que «están levantados todos los mecanismos de prevención y reacción».

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, Calvo ha recordado que España ya hizo «la comunicación» a la Organización Mundial de la Salud y a la Unión Europea, y ha remarcado que «hay que dar cuenta de las decisiones que se van tomando pero también no generar más alarma».

El pasado martes, día 20, una mujer de 90 años falleció en Andalucía a causa de la bacteria de la listeria y hoy, jueves, se ha informado de la muerte de un hombre de 62 años, diagnosticado de listeriosis la pasada noche en el Hospital Sierrallana de Torrelavega, un caso que no guarda relación con el brote originado en Andalucía ya que no consumió carne mechada.

«Están levantados todos los mecanismos de prevención y reacción como corresponde y hay que trabajar», ha añadido la vicepresidenta, que ha rechazado que se genere «alarma» en un país como España, «en el que los controles sanitarios son importantes y habitualmente no fallan».

«Somos un país con muchas garantías, de vez en cuando pueden ocurrir estas situaciones, y tenemos también mecanismos de reacción», ha zanjado Carmen Calvo.