Fernando Villén, que fuera director de la Faffe, reconoció haber pagado en prostíbulos con dinero público
Fernando Villén, que fuera director de la Faffe, reconoció haber pagado en prostíbulos con dinero público - ABC

Así era la Faffe, una fundación de la Junta de Andalucía con gastos en prostíbulos

La Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo estuvo funcionando desde 2003 hasta 2011, cuando quedó integrada en el Servicio Andaluz de Empleo

Sevill Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

¿Qué es la Faffe? El nombre de este organismo está en toda las informaciones desde hace semanas al descubrirse que sus directivos estuvieron seis años pagando en prostíbulos con dinero público que venía de tarjetas opacas. Pero, ¿a qué corresponden las siglas? ¿Quién está detrás?

La Faffe es la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, un ente dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía que se funda para gestionar los fondos públicos de formación, principalmente procedentes de Europa. Esta fundación se crea en el año 2003 y se disuelve en el año 2011, cuando queda integrada dentro del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), que se hace cargo no solo de sus trabajadores, sino también de la deuda de la entidad y sus tareas. Es heredera de otra fundación dependiente del Ministerio de Trabajo que tenía la misma función.

La Fundación Pública Andaluza Fondo de Formación y Empleo tenía por objeto la mejora de las condiciones sociales y laborales, la promoción de los sectores productivos en el territorio, el fomento del empleo, la formación, el asesoramiento y la cooperación con autoridades e instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales, la Fundación busca «mejorar la empleabilidad y cualificación del capital humano y, con ello, el crecimiento de la economía andaluza». Es decir, canalizaba fondos públicos para fomentar el empleo en Andalucía.

Hasta aquí la teoría. En la práctica, la Guardia Civil sospecha que la Faffe se convirtió con el tiempo en un «sistema paralelo» de la Consejería de Empleo. El hecho es que la fundación tenía varias tarjetas opacas que los directivos usaban a discreción y en cuyos extractos se ha podido ver gastos en cinco prostíbulos de Andalucía .

Las juergas pagadas con dinero público no es el único escándalo que rodea a la Faffe. La fundación, indican desde la investigación de la causa, se convirtió además en un entramado donde colocar a personas afines al PSOE. Hasta 85 nombres de supuestos «enchufados» llegaron a estudiarse en la comisión de investigación que analizó el caso en el Parlamento Andaluz, tras la denuncia del Sindicato Andaluz de Funcionarios.

Pero hay más. La sospecha de gasto de dinero público no acaba en los prostíbulos y en la colocación de familiares y afiliados. Los investigadores creen que desde esta fundación de la Junta de Andalucía también se hicieron pagos, usando las tarjetas opacas, de hoteles, viajes y clubs de lujo.

Como muestra del poderío económico de esta fundación, cabe recordar que solo entre 2007 y 2009, la Junta de Andalucía subvencionó con un total de 134,3 millones de euros a Faffe. Los más de 1.500 empleados laborales que tenía en plantilla fueron integrados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), donde durante años no han tenido unas funciones definidas.