Simulador de la Junta para el impuesto de sucesiones
Simulador de la Junta para el impuesto de sucesiones - ABC
HERENCIAS

Los «fallos» del simulador del impuesto de sucesiones

El programa «online» de la Junta de Andalucía tiene omisiones y «deficiencias graves» que inducen a error

SEVILLAActualizado:

El simulador «online» del impuesto de sucesiones tiene tantas omisiones y deficiencias que inducen a los contribuyentes a sacar conclusiones erróneas sobre el importe que les va a tocar pagar. La herramienta que hace un mes y medio puso en marcha la Consejería de Hacienda y Administración Pública deja fuera a hermanos, sobrinos, nietos o tíos del fallecido, es decir, a los familiares que menos bonificaciones tienen y más pagan. Pero hay más.La propia configuración de la entrada de datos impide calcular correctamente determinadas reducciones.

Es lo que sucede, por ejemplo, en las herencias de negocios individuales o participaciones en empresas, cuya reducción puede llegar al 99% de la cuota fiscal. Tomás Rivero, especialista en asesoramiento tributario del despacho Sanguino Abogados, explica a ABC que «no se puede hacer distinción en cuanto a patrimonio afecto y no afecto, ni se introduce instrucción alguna en tal sentido, de modo que erróneamente puede llevar a pensar al contribuyente que el 100% de su participación o elemento afecto a actividades económicas es susceptible de aplicar reducción, cuando esto no es necesariamente así».

Este abogado, que cuenta con una amplia experiencia en planificación patrimonial y del impuesto de sucesiones y donaciones, ha detectado «deficiencias graves» porque «muchos supuestos que nos llegan al despacho» no tienen encaje entre las opciones del simulador. A estas limitaciones se añade que «el programa está altamente encorsetado, de forma que en el momento que algo no le cuadra da error sin arrojar resultado alguno», expone.

Para este experto tributario, el simulador «deja mucho que desear» a efectos prácticos. Para empezar, a su juicio, requiere unos conocimientos en materia tributaria de los que un contribuyente medio carece, «lo que determina que los resultados que pueda obtener haya que ponerlos en tela de juicio».

Sin instrucción

Por ejemplo, el simulador «online» permite calcular de forma automática el teórico valor real de los inmuebles aplicando los coeficientes multiplicadores que aprueba la Junta cada año para todos los municipios. Basta con introducir el valor catastral y el lugar dónde éste se ubica. Para otros elementos no da ninguna instrucción. En el caso de heredar participaciones en una empresa familiar, «la norma especifica unos criterios de valoración pero el contribuyente no tiene por qué conocerlos», señala Rivero.

La cauística en los testamentos es muy variada, pero el simulador sólo ofrece resultados sobre algunos casos habituales, los más sencillos. Para este especialista en asesoramiento tributario, el programa«no es más que una herramienta propagandística que trata de contrarrestar las voces en contra del impuesto, pero que es insuficiente, ineficiente y sesgada».

En el primer mes de funcionamiento, el simulador ha recibido en torno a 123.000 visitas, según destacó recientemente la consejera de Hacienda, María Jesús Montero. «Esto habla por sí mismo de la utilidad de la herramienta y del interés que hay sobre ella, y de la falsa alarma generada en la opinión pública a propósito de este impuesto», resaltó.

La propia web www.simuladorimpuestosucesiones.es avisa de que éste «no tiene validez jurídica ni es vinculante para la Administración Tributaria». La calculadora fue la iniciativa estrella de «un paquete de medidas de transparencia y refuerzo de todos los canales de información y asesoramiento sobre el impuesto de sucesiones», según indicó la consejera en su presentación.