La Fiscalía ha denunciado al empresario Manuel Muñoz Medina por «pisotear la dignidad» de Teresa Rodríguez
La Fiscalía ha denunciado al empresario Manuel Muñoz Medina por «pisotear la dignidad» de Teresa Rodríguez - ABC
TRIBUNALES

La Fiscalía denuncia al empresario que se abalanzó y simuló dar un beso en la boca a Teresa Rodríguez

El Ministerio Público considera que pudo cometer sendos delitos contra la libertad sexual o de atentado a la autoridad

SEVILLAActualizado:

La Fiscalía de Sevilla ha denunciado al empresario Manuel Muñoz Medina, de 72 años, por «pisotear la dignidad» de la líder de Podemos Andalucía Teresa Rodríguez tras abalanzarse sobre ella, hacerla retroceder hasta un rincón, taparle la boca y besar su propia mano como si estuviera besando sus labios.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía considera que el presidente de la empresa Guadarte pudo cometer, en un acto que tuvo lugar el pasado 20 de diciembre en la Cámara de Comercio de Sevilla, sendos delitos contra la libertad sexual o de atentado a la autoridad.

Además, la Fiscalía afirma que la conducta del empresario podría tener encaje en el artículo 173.1 del Código Penal, que castiga con penas de entre seis meses y dos años de prisión a quien infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral.

«En el supuesto que ahora se denuncia, se considera que el propósito principal que anima al autor es el de pisotear la dignidad de la persona ofendida con un acto, de contenido claramente sexista, que pretende demostrar y alardear de una repudiable e indefendible idea que preconiza la primacía del hombre sobre la mujer», afirma la Fiscalía.

Con esa actuación, añade la denuncia, se obliga a la mujer, «para su propia humillación y vituperio, a sentirse sometida sin remedio a ese poder y a ese imperio».

Manuel Muñoz Medina
Manuel Muñoz Medina- ABC

En su escrito de petición de apertura de diligencias previas contra el empresario, la Fiscalía subraya que en las circunstancias que concurrían, un acto público y por la condición de diputada de Rodríguez, «la entidad de la vejación se agranda muy considerablemente».

Ello se produce, añade la denuncia de la Fiscalía, «no porque la condición de la víctima permita considerar que su dignidad, ahora herida, es de mayor importancia o valor que el que pudiera tener la de cualquier otra persona, la de cualquier otra mujer», sino porque se hizo en un acto público y contra una mujer que cumple una función representativa y «de inequívoca trascendencia».

Tras la denuncia presentada por Rodríguez, la Fiscalía entiende que el empresario, que pidió disculpas a la coordinadora general de Podemos Andalucía y renunció a su puesto de vocal en la Cámara de Comercio, la eligió como víctima «precisamente para reforzar el sentido humillante de la mofa».

Pidió disculpas y abandonó su cargo

El 24 de diciembre, la Cámara de Comercio emitió un comunicado en el que consideró que estos hechos eran «ofensivos» hacia la diputada y «nunca deberían producirse».

El empresario denunciado, que admitió que «estaba ebrio» y dijo que se pasó «siete pueblos», calificó el incidente denunciado por Rodríguez como una «broma desafortunada» y aseguró que se sentía «totalmente avergonzado».

Muñoz Medina es presidente de la empresa Guadarte, fundada por él a principios de los años ochenta en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, donde la marca blanca de Podemos en el Consistorio ha llegado a pedir que se le declarase «persona non grata», y se dedica a la venta de muebles y objetos de decoración.

«Debate público abierto»

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha saludado la denuncia de la Fiscalía y ha asegurado que la ciudadanía tiene que saber que este tipo de agresiones «no son impunes».

En la denuncia elevada a los juzgados de Sevilla, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público considera que, tal como describe la propia Teresa Rodríguez en un escrito elevado a la Fiscalía, los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra la libertad sexual o de atentado a la autoridad.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento tras conocerse el pronunciamiento de la Fiscalía, la dirigente de Podemos ha explicado que su objetivo fundamental no es tanto el resultado de la denuncia, sino que «haya una investigación, que se abra un debate público, y que se sepa que este tipo de agresiones no son impunes».

«Solo espero que con este caso, con el debate público abierto, haya una pedagogía social acerca de que estas cosas no ocurren con impunidad, que no deben ocurrir en ningún caso, y que, efectivamente las mujeres, no deberían ser motivo de cosificación por el mero hecho de ser mujeres», ha señalado Rodríguez.