El exconsejero Ángel Ojeda en el Parlamento andaluz en 2016
El exconsejero Ángel Ojeda en el Parlamento andaluz en 2016 - RAÚL DOBLADO
CASO FORMACIÓN

La «garganta profunda» del exconsejero Ojeda en la Junta de Andalucía: «Os van a conceder un buen pico»

Una técnico de la extinta Faffe pasaba a la trama «información privilegiada» sobre los expedientes de ayudas para cursos

SevillaActualizado:

El exconsejero Ángel Ojeda Avilés contaba con una «garganta profunda» dentro del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Sevilla que suministraba a sus subordinados «información privilegiada sobre la situación» de los expedientes de subvenciones para cursos de formación de sus empresas del Grupo Prescal.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional asegura que Federico Díaz, gerente financiero del «entramado empresarial» dirigido por el ex alto cargo de la Junta de Andalucía, intercambiaba numerosos correos con N. R. M., técnico de formación del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Sevilla, para obtener información interna sobre la tramitación de los expedientes e incluso «un trato de favor en la baremación de sus solicitudes» para la adjudicación de cursos.

En el informe policial avanzado por ABC y entregado a la juez María Núñez Bolaños, que investiga el supuesto desvío de fondos públicos por parte de Ojeda, la UDEF identifica a N. R. M. como su informante, una antigua empleada de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) disuelta en 2011, cuyo personal fue absorbido por el SAE, que gestiona los programas de formación.

A cambio de contratos

La Policía destaca que la información facilitada por esta técnico es «de relevancia e interés» para la «organización criminal perfectamente estructurada», como define al grupo dirigido por el consejero de Hacienda entre 1987 y 1990, que recibió 52,6 millones de euros en subvenciones entre 2008 y 2011. Así lo admite Federico Díaz en un correo enviado a otro de los administradores de Ojeda: «Ves, hay que portarse bien con ella».

La trabajadora «aprovecha esta relación para conseguir que Federico contrate los seguros de responsabilidad civil de los cursos y de sus empresas» con una aseguradora con la que colabora a cambio de un «sobresueldo», aparte de su nómina en la Junta. La Policía sostiene que la trama buscaba «enriquecerse mediante métodos ilícitos»y acaparando el máximo de ayudas.

La Policía asegura que el grupo de Ojeda es una «organización criminal perfectamente estructurada» para «enriquecerse» con ayudas a la formación

En los correos electrónicos analizados por la Policía, que fueron extraídos de los discos duros intervenidos durante los registros policiales, la técnico del SAE le informa al gerente financiero del grupo de que «respecto a los dos expedientes que me comentabas de 2010, ya están firmados por Alfredo (los he visto con mis propios ojos) y los portafirmas para pasarlos esta misma mañana a la firma del secretario», añade. En otro correo, Federico Díaz asegura que había hablado con un superior de su informante, que «pudiera ser» Alfredo Bolaños Ruiz, jefe de Incentivos a la Contratación entre 2005 y 2012, según la UDEF.

El directivo también contactó con la técnico para ver «si puedes hacer alguna averiguación sobre cómo están resultando las baremaciones» de un plan formativo sobre acciones de investigación. Ésta le dice que ha dado «buenas referencias» de su empresa a la empleada que puntúa las ofertas.

La trabajadora comenta en otro email que «tengo por delante la propuesta de mayores de 45 años y también se os ha concedido un buen pico... jejeje, olé!!! no puedo decirte mucho más de momento». «P.D. borra este correo que al final me echan a mí de aquí!!», acaba.