La web de la Mechá/ El carro de horneado, el último positivo en Listeria de la empresa de carne mechada - EFE/ ATLAS

ListeriosisEl gerente de Magrudis: «Si hay bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi empresa»

José Antonio Marín asegura que su empresa cumple todos las leyes sanitarias y no se explica cómo se ha producido la infección por listeriosis

SevillaActualizado:

El gerente de Magrudis, la empresa que fabricaba la carne mechada infectada de listeriosis, José Marín, asegura que desde su firma se llevaron a cabo todas las medidas oportunas para prevenir un episodio como este. «No sé ni lo que me he habré gastado en lejía», se lamenta a ABC en las primeras declaraciones que da desde que se decretó la alerta alimentaria que ha afectado a casi 200 personas solo en Andalucía y ha dejado dos muertos en Sevilla.

Marín explica que esta crisis les va a costar «una millonada», pero que su intención es que todo pase para «volver a trabajar». «Todo el mundo sabe cómo trabajamos y hemos recibido muchas muestras de apoyo», señala. En todo caso, asegura que la listeriosis desatada por los productos de su fábrica de Sevilla «no supondrá la ruina, pero nos va a costar mucho salir de esto».

Sobre todo, el gerente de Magrudis quiere que quede claro que «lo siente mucho por los afectados». E intenta disipar las sospechas que hay sobre su persona: «Sí, he tenido algunos fracasos empresariales, pero soy una persona honrada y honesta», asegura. «Solo queremos que no haya más víctimas», asegura. Aunque, añade, «la mayoría de las listeriosis se queda en una diarrea leve y unos vómitos. Solo si se está inmunodeprimido hay complicaciones graves».

Ya son 193 los infectados por listeria en toda España - Atlas

Para Magrudis, indica, no es creíble que, como explicó ayer el Ayuntamiento de Sevilla, el carro del horno esté infectado de listeria. No lo entiende. «Ese carro se pone a 240 grados centígrados, cómo va a tener eso listeria», se pregunta. Aunque sí reconoce que esos dispositivos, tras el horneado, se llevaban a una zona de enfriado. Así va acotando la zona donde pudo producirse la infección. En todo caso, reflexiona, «si encuentran bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi fábrica» y recuerda que su empresa recibió hace tres meses la certificación ISO-9001, que avala su escrupulosa forma de trabajar, indica.

Por último, Marín quiere dejar claro que en su empresa contaban con el informe de una empresa externa que, asegura, certificó que su carne mechada estaba libre de listeria «días antes de ser envasada». «Tenemos un protocolo de limpieza diario, partes de temperatura de los hornos, de todo», subraya el empresario.

Carne de «marca blanca»

Por su parte, la segunda empresa que vendió carne infectada bajo una «marca blanca», Comercial Martínez León, quiso también ayer dejar claro a este periódico que ellos en ningún caso han reenvasado la carne. Así, Domingo Martínez, socio de la firma de distribución, explicó que ellos compraban la carne a Magrudis ya envasada. «Nos llegaba en cajas con la etiqueta de “La Mechá”». Dentro, indicó ayer, venía la carne con una etiqueta blanca donde se veía la fecha de caducidad y el lote, todos los datos que tiene que tener».

Martínez aseguró que siempre han cumplido con todos los requisitos de seguridad alimentaria y que ellos solo revendían la carne, no la manipulaban. Además, aseguró no haber recibido notificación de la denuncia interpuesta este sábado por la Consejería de Salud contra su empresa.

Desde Martínez León sí reconocieron que ellos lonchean y procesan jamón serrano, pero no la carne mechada de «La Mechá». Tampoco están de acuerdo con que se denomine a su producto marca blanca. «Eso es lo que tienen algunos supermercados, que le ponen una marca genérica. Nosotros no tenemos marca, es una etiqueta blanca con la caducidad y el lote».

Con respecto a los productos distribuidos y su retirada del mercado, el empresario señaló que «no están retirados todos», pero subrayó que «ya se han puesto a ello y continuarán durante toda la semana». Además, abundó en que los clientes «están avisados de que dejen de vender la carne desde el 16 de agosto».