Lina Álvarez, tras su toma de posesión como consejera andaluza el pasado mes de junio
Lina Álvarez, tras su toma de posesión como consejera andaluza el pasado mes de junio - Juan Florez
EL ESCÁNDALO DE LA TESIS

El Gobierno andaluz lamenta que «casos aislados» afecten a la imagen de la universidad pública

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidades, Lina Álvarez, valora los casos de Sánchez, Montón y Casado

SevillaActualizado:

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidades de la Junta de Andalucía, Lina Gálvez, ha señalado este viernes que le «enfada» que determinados casos «bastante aislados» puedan redundar actualmente en una «mala imagen» de la universidad pública, pese al «papel clave» que dicha institución ha jugado «en el desarrollo de España y debe seguir» jugando.

Así lo ha indicado la consejera en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, en la que se han abordado los casos de los másteres de la exministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, y del presidente del PP, Pablo Casado, y el de la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Sobre esta última, y tras las acusaciones de plagio que ha recibido dicha tesis, la consejera ha querido dejar claro que las tesis doctorales tienen «un carácter público» que viene dado «desde el inicio» del proceso para su defensa, ya que, incluso «antes de defenderse, y antes de que se apruebe la posibilidad de defensa, tienen un periodo de exposición pública donde el Colegio de Doctores las tienen a su libre disposición para verlas».

Además, según ha recordado, la defensa de una tesis es «pública», y, en dicho acto, «cualquier doctor que haya en la sala tiene la posibilidad de hablar» en un momento determinado.

Para Gálvez, «lo ideal es que la tesis sea de libre consulta», y, «por ley, desde 2011 tienen que estar públicas en el repositorio», pero también entiende «que pueda haber cierto reparo de algunas personas» respecto a la libre difusión de «trabajos antiguos», según ha agregado, al tiempo que ha manifestado que Pedro Sánchez «no tenía ningún cargo público» en el momento de la defensa de su tesis.

De igual modo, la consejera ha subrayado que «todas las universidades utilizan herramientas 'antiplagio'» actualmente, «sobre todo» para controlar trabajos fin de grado y fin de máster. «La universidad es muy garantista, está llena de controles normalmente», ha aseverado en ese sentido.

Sobre el caso de la ya exministra de Sanidad Carmen Montón, la consejera ha valorado que fue «valiente» al presentar su dimisión, y aunque «a lo mejor ella no era consciente del trato a favor que le estaban dando» desde el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos con su máster, lo cierto es que «en ese contexto de ese instituto» de dicha universidad «había muchísimas irregularidades».

Sobre el caso del máster del presidente del PP, Pablo Casado, la consejera no ha querido abundar porque «está 'sub iudice'», pero ha subrayado que «no es normal que haya una convalidación tan grande» de asignaturas, «ni que se apruebe un máster con unas asignaturas sin asistir a clase».